Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Dermatitits exfoliativa generalizada

Por Karen McKoy, MD, MPH, Assistant Clinical Professor, Dermatology;Senior Staff, Harvard Medical School;Lahey Clinic Dermatology

La dermatitis exfoliativa generalizada (eritrodermia) es una inflamación grave que afecta a toda la superficie de la piel hasta enrojecerla, agrietarla y cubrirla de escamas.

Algunos medicamentos (en especial las penicilinas, las sulfamidas, la isoniazida, la fenitoína y los barbitúricos) pueden causar esta enfermedad. En ciertos casos, se trata de una complicación de otras enfermedades de la piel, como la dermatitis atópica, la psoriasis y la dermatitis de contacto. Determinados linfomas (cánceres de los ganglios linfáticos) también pueden causar dermatitis exfoliativa generalizada. En muchos casos se desconoce su causa.

Síntomas y diagnóstico

La dermatitis exfoliativa puede desarrollarse de manera rápida o lenta. Al principio toda la superficie de la piel se enrojece y brilla. Luego la piel se vuelve escamosa, gruesa y, en ocasiones, costrosa. A veces se caen el cabello y las uñas. Algunas personas sienten prurito y tienen los ganglios linfáticos inflamados. Aunque muchas presentan fiebre, pueden sentir frío y tener escalofríos porque pierden mucho calor por la piel lesionada. También se pierden grandes cantidades de líquido, electrólitos (como sodio, potasio y calcio), hierro y proteínas. La piel lesionada es una mala barrera contra las infecciones, por lo que las bacterias pueden infectarla.

Si los síntomas de la dermatitis exfoliativa son similares a los de una infección cutánea, se envían muestras de piel y sangre al laboratorio para descartar como causa una infección.

Tratamiento

El diagnóstico y el tratamiento precoces son muy importantes para evitar que se produzca infección en la piel afectada e impedir que la pérdida de líquido y proteínas sea un riesgo para la vida.

Las personas con dermatitis exfoliativa grave suelen necesitar hospitalización y administración de antibióticos (para la infección), líquidos y sales (para reemplazar los líquidos perdidos por la piel) por vía intravenosa y suplementos nutricionales. Los cuidados incluyen medicación y mantas calientes para controlar la temperatura corporal. Los baños fríos seguidos de aplicaciones de vaselina y gasas contribuyen a proteger la piel. Los corticoesteroides (como la prednisona), administrados por vía oral o intravenosa, solo se usan cuando otras medidas no han surtido efecto o si empeora la enfermedad. Hay que interrumpir o evitar cualquier fármaco o sustancia química que pudiera estar causando la dermatitis. Si la causa de la dermatitis es un linfoma, su tratamiento mejorará la afección de la piel.