Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Pérdida del pelo (alopecia)

(Calvicie)

Por Wendy S. Levinbook, MD, Hartford Dermatology Associates

La pérdida de pelo, también denominada alopecia, puede producirse en cualquier parte del cuerpo. Si ocurre en el cuero cabelludo, se denomina calvicie. La pérdida de pelo es a menudo motivo de gran preocupación por razones estéticas, pero también puede ser signo de un trastorno orgánico (sistémico).

El cabello crece en ciclos. Cada ciclo se compone de una larga fase de crecimiento (anágena), una breve fase de transición (catágena) y una fase corta de reposo (telógena). Al final de la fase de reposo el pelo se cae, y el ciclo vuelve a empezar al crecer en el folículo un nuevo pelo. Por regla general, cada día se caen de 50 a 100 pelos del cuero cabelludo al llegar al final de la fase de reposo. Cuando la cantidad de pelos que entran en la fase de reposo supera con creces los 100 por día, se puede considerar que hay una pérdida de cabello (efluvio telógeno). La pérdida de cabello causada por una interrupción de la fase de crecimiento se llama efluvio anágeno.

A veces se clasifica la pérdida de cabello como focal (limitada a una parte del cuero cabelludo) o difusa (generalizada). La pérdida de cabello también se puede clasificar en función de si aparece cicatrización o no.

Causas

La causa más frecuente de pérdida de cabello es:

  • Calvicie de patrón masculino y patrón femenino (alopecia androgénica)

Otras causas frecuentes de pérdida del pelo son:

  • Alopecia areata

  • Determinados trastornos sistémicos, como los que causan fiebre alta, lupus eritematoso sistémico, trastornos hormonales y déficits nutricionales

  • Fármacos, especialmente la quimioterapia

  • Infecciones fúngicas, como la tiña tonsurante (tinea capitis)

  • Estrés físico, como fiebre alta, cirugía, enfermedad grave, pérdida repentina de peso o embarazo (que pueden provocar un efluvio telógeno)

  • Estrés psicológico, incluida la tricotilomanía (arrancarse pelos sanos de manera habitual, ver Manía depilatoria)

  • Alopecia por tracción (pérdida del pelo causada por la tracción continua, por trenzas, rulos o colas de caballo)

Otras causas menos frecuentes incluyen anomalías primarias del tallo del cabello, sarcoidosis, intoxicación por metales pesados, radioterapia y trastornos cutáneos raros.

Alopecia androgénica

Este tipo de alopecia puede acabar afectando hasta al 80% de los hombres de ascendencia caucásica a los 70 años de edad (calvicie de patrón masculino) y a casi la mitad de las mujeres (calvicie de patrón femenino). La hormona dihidrotestosterona tiene un papel importante, junto con la herencia. La pérdida del cabello puede comenzar a cualquier edad durante o después de la pubertad, incluso durante la adolescencia.

En los hombres, la pérdida de pelo comienza por lo general en las sienes o en la parte superior de la cabeza, y se extiende hacia atrás. Algunos pierden tan solo una pequeña parte del cabello, apenas un receso de las entradas, o una pequeña calva en la parte posterior de la cabeza. Otros hombres, especialmente cuando la caída del cabello comienza a una edad joven, pierden todo el cabello en la parte superior de la cabeza, pero conservan el de los lados y la parte posterior del cuero cabelludo. Este patrón se denomina calvicie de patrón masculino.

¿Sabías que...?

  • Cada día se desprenden del cuero cabelludo de 50 a 100 cabellos, aproximadamente.

En las mujeres, la caída del cabello se produce en la parte superior de la cabeza y se trata generalmente de un adelgazamiento del cabello más que de una pérdida total. Habitualmente, la línea de nacimiento del pelo permanece intacta. Este patrón se denomina calvicie de patrón femenino.

Patrones de pérdida del cabello

Por lo general, en los hombres el pelo se pierde antes en las sienes o en la parte superior de la cabeza y hacia atrás. Este patrón se denomina calvicie de patrón masculino.

En las mujeres, el pelo casi siempre se pierde antes en la parte superior de la cabeza. Normalmente el pelo se vuelve más fino, más que perderse por completo, con lo cual la línea del nacimiento del pelo permanece intacta. Este patrón se denomina calvicie de patrón femenino.

Alopecia areata

En la alopecia areata (ver Alopecia areata) se pierde de repente el pelo en zonas que toman formas redondeadas e irregulares. Se cree que este trastorno está causado por una disfunción del sistema inmunitario del organismo, que provoca que éste ataque a sus propios tejidos (lo que se denomina una reacción autoinmunitaria).

Lupus eritematoso cutáneo

En el lupus eritematoso cutáneo se pueden perder zonas de pelo. La pérdida de cabello es permanente si se destruye completamente el folículo piloso. El lupus eritematoso cutáneo puede afectar a personas con lupus eritematoso sistémico o sin él (lupus, ver Lupus eritematoso sistémico (LES)), un trastorno en el que los anticuerpos o células producidas por el organismo atacan a los tejidos del propio organismo (denominado un trastorno autoinmunitario). El lupus eritematoso sistémico (lupus) afecta a diversos órganos en todo el cuerpo. En el lupus eritematoso cutáneo, el pelo tiende a perderse en forma de placas.

Desequilibrio hormonal

Las mujeres con una cantidad excesiva de hormonas masculinas pueden desarrollar características masculinas (virilización), como voz más grave, acné y aparición de vello en lugares típicos de crecimiento del vello masculino, como la cara y el tronco (hirsutismo, ver Aumento del vello corporal). La virilización puede incluir la pérdida del cabello según el patrón típico masculino. La causa más frecuente de la virilización es el síndrome del ovario poliquístico. En raras ocasiones, un tumor secreta hormonas masculinas y causa la virilización. Igualmente es posible que esta aparezca en mujeres que utilizan esteroides anabolizantes para mejorar el rendimiento deportivo.

Fármacos y sustancias: Puede producirse calvicie de patrón masculino o patrón femenino cuando se utilizan esteroides anabolizantes. Los fármacos quimioterápicos suelen causar efluvio anágeno. Otros fármacos de venta con receta (por ejemplo, los utilizados para tratar la hipertensión, el acné, los trastornos tiroideos, los anticonvulsivos o los anticoagulantes) suelen causar pérdida del pelo a través de efluvio telógeno.

Trastornos de la alimentación

Los trastornos de la alimentación son una causa menos frecuente de pérdida de cabello. Los síntomas varían según el trastorno:

  • Exceso de vitamina A: erupción, labios agrietados y escamosos, hinchazón dolorosa de las extremidades, apatía, pérdida del apetito y pérdida de peso

  • Déficit de hierro: anemia, propensión al cansancio extremo y menor capacidad de ejercicio

  • Déficit de cinc: erupción, diarrea, genitales subdesarrollados, infecciones frecuentes, pérdida de apetito y mala cicatrización de heridas

Estrés físico

Determinados factores, como fiebre alta, cirugía, enfermedad grave, pérdida de peso o embarazo, pueden aumentar el número de pelos que entran la fase de reposo (lo que provoca efluvio telógeno). El cabello suele caerse unos meses después de presentarse el estrés. Este tipo de pérdida de cabello no tiende a ser permanente.

Estrés psicológico

Este estrés puede conducir a torcer, desenredar o arrancar de forma habitual cabellos sanos (tricotilomanía, ver Manía depilatoria). Esta costumbre es más frecuente en los niños, pero también puede verse en adultos. Puede pasar inadvertida durante mucho tiempo y confundir a los médicos y a los padres, que creen erróneamente que la pérdida de cabello se debe a un trastorno como la alopecia areata o una infección fúngica.

Tiña tonsurante (tinea capitis)

Esta infección fúngica (ver Tiña del cuero cabelludo) es una causa frecuente de pérdida de cabello en placas en la infancia. La infección comienza como una mancha reseca con escamas, que va creciendo de forma gradual. Los cabellos acaban rompiéndose, por lo general a ras del cuero cabelludo, y parecen puntos negros. A veces, el cabello se rompe por encima de la superficie del cuero cabelludo, dejando trozos cortos. La pérdida de cabello puede ser permanente, en especial si la infección no se trata.

Alopecia por tracción

Este trastorno se caracteriza por la pérdida del cabello debido al uso de trenzas apretadas, rulos o colas de caballo que tiran constantemente del pelo. La caída del cabello se produce con mayor frecuencia en las entradas y en las sienes.

Valoración

La siguiente información puede ayudar a decidir si es necesaria una evaluación médica y a saber qué puede esperarse durante dicha evaluación.

Signos de alarma

Los signos siguientes son motivo de preocupación:

  • Signos de un trastorno sistémico, incluyendo el envenenamiento

  • En las mujeres, aparición de características masculinas (virilización), como voz grave, vello en lugares de crecimiento más habituales en los hombres (hirsutismo), menstruaciones irregulares y acné

Cuándo acudir al médico

Las personas con pérdida de cabello y signos de un trastorno sistémico deben acudir al médico con la mayor rapidez posible. Las mujeres que han desarrollado características masculinas deben llamar a su médico para decidir la rapidez con que debe programarse la visita. El resto de las personas deben acudir a la consulta cuando sea posible, pero no es urgente si no aparecen otros síntomas.

Actuación del médico

En primer lugar, el médico pregunta acerca de los síntomas del paciente y su historial médico y, a continuación, realiza una exploración física. Los antecedentes clínicos y la exploración física a menudo sugieren una causa de la pérdida de pelo y las pruebas que deben realizarse.

Preguntas sobre la pérdida del pelo:

  • Aparición gradual o repentina

  • Cuánto tiempo ha estado presente

  • Si está aumentando

  • Si se está perdiendo pelo por toda la cabeza o en un área específica

Se toma nota de otros síntomas, como prurito y descamación. Se pregunta por el cuidado del cabello, incluido el uso de trenzas, rulos y secador de pelo, o si se tira o tuerce el pelo de manera habitual.

Se pregunta si se ha estado expuesto recientemente a medicamentos, toxinas o radiación, o si se ha experimentado un estrés importante (como el provocado por una intervención quirúrgica, enfermedad crónica, fiebre o estrés psicológico). También se pregunta por otras características que pueden sugerir una causa, incluida la pérdida drástica de peso, hábitos alimentarios (entre los que pueden encontrarse varias dietas de restricción) y comportamiento obsesivo-compulsivo. Se revisa el uso actual y reciente de fármacos y sustancias. Se pregunta si algún miembro de la familia ha tenido pérdida de pelo.

La exploración física se centra en el cuero cabelludo, teniendo en cuenta la distribución de la pérdida del cabello, la presencia y las características de cualquier anomalía cutánea y la presencia de cualquier cicatriz. Se mide el ancho de la parte afectada y se comprueba si hay anomalías en el tallo del cabello.

Se evalúa la pérdida de cabello en otras partes del cuerpo (por ejemplo, en las cejas, las pestañas, los brazos y las piernas). Se buscan erupciones que pueden asociarse a determinados tipos de alopecia y signos de virilización en las mujeres, como voz grave, hirsutismo, agrandamiento del clítoris (el órgano femenino, más pequeño, equivalente al pene) y acné. También se explora la glándula tiroidea.

Algunas causas y características de la pérdida del cabello

Causa

Características comunes*

Pruebas

Pérdida del cabello por todo el cuero cabelludo

Calvicie de patrón masculino (alopecia androgénica)

A menudo antecedentes familiares

A veces antecedentes de uso de esteroides anabolizantes

Exploración por un médico

Calvicie de patrón femenino (alopecia androgénica)

A menudo antecedentes familiares

A veces aparición durante la menopausia

A veces en mujeres con características masculinas (virilización), antecedentes de uso de esteroides anabolizantes como la dihidrotestosterona, síndrome del ovario poliquístico, o un tumor productor de hormonas masculinas

Exploración por un médico

A veces determinación de los niveles de las hormonas masculinas testosterona y sulfato de deshidroepiandrosterona (DHEA) en sangre

Fármacos y tóxicos

Antecedentes de uso de un medicamento específico, como determinados quimioterápicos, anticoagulantes, retinoides, anticonceptivos orales, inhibidores de la ECA, betabloqueantes, litio, fármacos antitiroideos, anticonvulsivos o dosis altas de vitamina A, o exposición a metales como el talio y el arsénico

Exploración por un médico

Estrés (psicológico o físico) que provoca efluvio telógeno

Síntomas psicológicos

Pérdida de peso, cirugía, enfermedad grave con fiebre, o parto

Exploración por un médico

A veces análisis de sangre para comprobar si hay anemia y déficit de hierro, y para evaluar la función tiroidea

Trastornos tiroideos

Con hipertiroidismo (glándula tiroidea hiperactiva), mala tolerancia del calor, sudoración, pérdida de peso, ojos saltones, temblores, inquietud y crecimiento de la glándula tiroidea (bocio)

Con hipotiroidismo (glándula tiroidea hipoactiva), mala tolerancia del frío, aumento de peso, piel gruesa y tosca, y apatía

Exploración por un médico

Análisis de sangre para evaluar la función tiroidea

Trastornos nutricionales, como exceso de vitamina A o déficit de hierro o de cinc

Síntomas del trastorno nutricional específico

Exploración por un médico

A veces análisis de sangre para buscar trastornos nutricionales

Pérdida del cabello solo en un área específica del cuero cabelludo

Alopecia areata

Pérdida del cabello en forma de placas redondas con pelos rotos cortos (que parecen signos de exclamación) en los límites de las placas

A veces se pierde todo el pelo del cuerpo y el cuero cabelludo (llamada alopecia universal)

A veces sensación de ardor o prurito

Exploración por un médico

Lupus eritematoso cutáneo

Placas dispersas de pérdida de cabello

A veces erupción en el cuero cabelludo, que suele ser roja, elevada y escamosa

A veces áreas con cicatrización

A veces prurito

Exploración por un médico

Análisis de sangre para detectar el lupus

Biopsia del cuero cabelludo

Liquen plano pilar (liquen plano del cuero cabelludo)

Bultos brillantes, de color rojo a púrpura, aplanados por la parte superior

Placas dispersas de pérdida de cabello

A menudo áreas de cicatrización

Exploración por un médico

Biopsia del cuero cabelludo

Quemaduras, lesiones o radiación (por ejemplo, de radioterapia)

Antecedentes de quemaduras, radioterapia o lesiones

A menudo cicatrización

Exploración por un médico

A veces otras pruebas para comprobar la causa sospechada

Tiña tonsurante o tiña de la cabeza (tinea capitis)

Zonas calvas con pequeños puntos negros (debido al cabello desprendido de la superficie del cuero cabelludo) o pelos rotos justo encima de la superficie del cuero cabelludo

Áreas escamosas de la piel, que puede ser roja o inflamada

Exploración por un médico

Examen al microscopio y/o cultivo de pelos arrancados

A veces, exploración con lámpara de Wood

Alopecia por tracción

Trenzas, rulos o colas de caballo aplicados demasiado tiempo o muy apretados

Exploración por un médico

Tricotilomanía (tirarse del pelo de manera compulsiva)

Por lo general, patrón de pérdida de cabello asimétrico, extraño, irregular

A veces comportamiento obsesivo-compulsivo

Afecta cuatro veces más a las mujeres que a los hombres

Exploración por un médico

*Las características incluyen síntomas y los resultados del examen realizado por el médico. Las características que se mencionan son habituales, pero no siempre están presentes.

En raras ocasiones se realiza una biopsia del cuero cabelludo.

Pruebas complementarias

Por lo general no es necesario realizar pruebas si se identifica una causa durante la exploración física. Por ejemplo, generalmente no hace falta realizar pruebas en casos de calvicie de patrón masculino o de patrón femenino. Sin embargo, si se produce pérdida de cabello en un joven sin antecedentes familiares de pérdida de cabello, se puede preguntar sobre el uso de esteroides anabolizantes y otras sustancias. A las mujeres con importante pérdida de cabello y aparición de características masculinas se les pregunta si están bajo tratamiento con algún fármaco o si consumen drogas, y se realizan análisis de sangre para determinar los niveles de las hormonas testosterona y sulfato de deshidroepiandrosterona (DHEA). Si la exploración detecta signos de otras anomalías hormonales u otras enfermedades serias, pueden ser necesarios análisis de sangre para identificarlas.

La prueba del tirón ayuda a evaluar la pérdida de cabello. Se tira suavemente de un mechón de pelo (unos 40) cal menos de tres áreas diferentes del cuero cabelludo, se cuenta el número de pelos que salen con cada tirón y se examinan con un microscopio para determinar la fase de crecimiento. Si se detectan más de cuatro a seis pelos en fase telógena la prueba del tirón es positiva, y el diagnóstico más probable es el efluvio telógeno.

En la prueba del arrancamiento se arrancan bruscamente unos 50 pelos individuales (de raíz). Las raíces y los tallos de los cabellos arrancados se examinan con un microscopio para valorar el tallo de los cabellos y determinar la fase de crecimiento. Estos resultados ayudan a saber si se sufre efluvio telógeno, anomalía primaria del tallo del cabello o algún otro problema.

Puede realizarse un recuento diario de cabellos para cuantificar su pérdida cuando el resultado de las pruebas de arrancamiento es negativo y no está claro si la pérdida es realmente excesiva. Se recogen a diario, en bolsas de plástico transparente, durante 14 días, los pelos perdidos en el primer peinado de la mañana o durante el lavado, y se anota el número de pelos de cada bolsa. Perder más de 100 pelos por día no es normal, a menos que se lave el pelo con champú; en tal caso, se llegan a perder hasta 250 pelos. La persona lleva los cabellos a la consulta para su examen al microscopio.

Se realiza una biopsia de la piel del cuero cabelludo (ver Biopsia) si no está claro el diagnóstico tras la exploración y otras pruebas. La biopsia ayuda a determinar si los folículos pilosos son normales y a diferenciar la alopecia que provoca cicatrización (por destrucción del folículo piloso) de la alopecia que no lo hace. Si los folículos pilosos presentan anomalías, la biopsia indica las posibles causas.

Tratamiento

Cuando es posible, se tratan las causas específicas de la pérdida del cabello. Por ejemplo, se utilizan medicamentos antimicóticos para tratar la tiña del cuero cabelludo. Se cambian o se interrumpen los medicamentos que están causando la pérdida del cabello. Se tratan los trastornos hormonales con medicamentos o con cirugía, según la causa. Se administran suplementos de hierro o de cinc si se detectan déficits de estos minerales. Por lo general, los lupus cutáneos y los líquenes planos pilares se tratan con corticoesteroides u otros fármacos aplicados en el cuero cabelludo o por vía oral.

La alopecia por tracción se trata eliminando la tracción física o el estrés del cuero cabelludo.

La tiña del cuero cabelludo se trata con antifúngicos por vía oral.

La tricotilomanía es difícil de tratar, pero puede ser útil la modificación del comportamiento o la administración de fármacos como clomipramina o un inhibidor de la recaptación de serotonina (como fluoxetina, fluvoxamina, paroxetina, sertralina, escitalopram o citalopram).

Por lo general no se trata la pérdida de cabello debida a un estrés físico, como pérdida de peso reciente, cirugía, enfermedad grave con fiebre o parto (efluvio telógeno), ya que tiende a resolverse por sí sola. La aplicación de minoxidilo en el cuero cabelludo puede ser útil en algunos casos.

Si el cabello no vuelve a crecer por sí solo, pueden intentarse diversos métodos de reemplazo de cabello, entre los que se incluyen:

  • Fármacos

  • Trasplante de pelo

  • Pelucas

Fármacos

La calvicie de patrón masculino y de patrón femenino a veces se trata de manera eficaz con fármacos.

El minoxidilo puede prevenir la caída del cabello y aumentar su crecimiento cuando se aplica directamente en el cuero cabelludo dos veces al día. El crecimiento de los cabellos nuevos tarda de 8 a 12 meses, y solo se nota en un 30 a 40% de los casos. Los efectos secundarios más habituales son los relacionados con la irritación cutánea, como el prurito y la erupción. También se puede producir un aumento del vello facial.

Se administra finasterida por vía oral a diario para bloquear los efectos de las hormonas masculinas sobre los folículos pilosos. La finasterida no se emplea en mujeres. Por lo general, en los hombres, su efectividad para detener la pérdida de cabello y estimular su crecimiento es evidente en 6 a 8 meses de tratamiento, y aumenta con el tiempo, aunque puede variar entre una persona y otra. El uso de finasterida puede disminuir la libido, aumentar el tamaño de las mamas y contribuir a la disfunción eréctil. Además, también pueden disminuir los niveles de antígeno prostático específico (PSA, según sus siglas en inglés). El médico debe comentar cómo puede afectar la finasterida a la detección del cáncer de próstata antes de comenzar el tratamiento.

El efecto más importante del minoxidilo y de la finasterida es evitar que se siga cayendo el cabello. Los efectos solo se mantienen mientras se toman los medicamentos.

Los moduladores hormonales, como las píldoras anticonceptivas (anticonceptivos orales) y la espironolactona, son útiles en algunas mujeres, en especial las que han desarrollado características masculinas.

Trasplante de pelo

Una solución más permanente es el trasplante de pelo, en el cual los folículos pilosos se extirpan de una parte del cuero cabelludo y se trasplantan a la zona calva. Con las nuevas técnicas de trasplante de pelo solo se transplantan uno o dos pelos cada vez. Aunque esta técnica requiere mucho tiempo, no requiere la extirpación de grandes áreas de piel y permite orientar los implantes en la misma dirección del cabello natural.

Otra opción quirúrgica consiste en extraer algunas partes calvas de la piel del cuero cabelludo y estirar las partes que tienen el pelo por un área más amplia.

Pelucas

Las pelucas suelen ser el mejor tratamiento para la pérdida de cabello temporal (por ejemplo, la causada por la quimioterapia). Las personas que van a someterse a quimioterapia deben consultar con un fabricante de pelucas incluso antes de comenzar el tratamiento, para que su peluca esté lista cuando la necesiten. Cuando el pelo vuelve a crecer, puede tener un color y una textura distintas de las del cabello original.

Conceptos clave

  • La calvicie de patrón masculino y de patrón femenino es el tipo más común de pérdida del cabello.

  • Se busca un trastorno subyacente en las mujeres con signos de virilización.

  • Puede ser necesario un examen microscópico del pelo o una biopsia del cuero cabelludo para determinar la razón de la pérdida del cabello.

Alopecia areata

La alopecia areata es la pérdida repentina de zonas de pelo sin una causa evidente, como un trastorno cutáneo u sistémico general.

La alopecia areata es frecuente, se produce en ambos sexos y a todas las edades, pero es más frecuente en los niños y los adultos jóvenes. Se cree que la causa es una reacción autoinmunitaria en la cual las defensas del cuerpo atacan erróneamente los folículos pilosos. La alopecia areata no es consecuencia de un trastorno, pero algunos afectados también tienen un trastorno de la tiroides o vitíligo (un trastorno de pigmentación de la piel).

El pelo se pierde de repente en zonas redondeadas e irregulares. En los límites de estas placas hay pelos cortos y rotos característicos que se asemejan a los signos de exclamación. La pérdida del cabello suele producirse en el cuero cabelludo o la barba. En raras ocasiones se pierde todo el pelo del cuerpo (alopecia universal). Las uñas pueden volverse rugosas o picadas. El pelo suele reaparecer después de varios meses. En las personas que han sufrido una pérdida de cabello generalizada, es menos probable que vuelva a crecer.

Los médicos examinan el cuero cabelludo, la superficie corporal y las uñas. También pueden indicar pruebas para descartar otros trastornos.

La alopecia areata puede tratarse con corticoesteroides. En caso de calvas pequeñas suelen inyectarse corticoesteroides bajo la piel de la zona, y también puede aplicarse minoxidilo directamente encima de la zona afectada por la calvicie. Para zonas más grandes pueden aplicarse corticoesteroides en el cuero cabelludo o, más raramente, tomarse por vía oral. Otro tratamiento para la alopecia areata implica la aplicación en el cuero cabelludo de productos químicos irritantes, como antralina o difenilciclopropenona, para provocar una reacción alérgica leve o una irritación, que a veces estimula el crecimiento del cabello.

Más información

Recursos en este artículo