Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a los trastornos de la coagulación

Por Joel L. Moake, MD, Professor of Medicine (Emeritus);Senior Research Scientist and Associate Director, Baylor College of Medicine;J. W. Cox Laboratory for Biomedical Engineering, Rice University

(Ver también Cómo coagula la sangre.)

La hemorragia anormal puede tener su origen en trastornos del sistema de coagulación sanguínea, de las plaquetas (ver Trastornos de las plaquetas) o de los vasos sanguíneos (ver Hemorragia debida a vasos sanguíneos anormales).

Los trastornos de la coagulación se producen cuando el organismo es incapaz de producir cantidades suficientes de las proteínas que se necesitan para facilitar la coagulación de la sangre y la detención de la hemorragia. Estas proteínas se llaman factores de coagulación. Todos los factores de coagulación se producen en el hígado. Para producirlos, el hígado necesita vitamina K.

Los trastornos de la coagulación pueden ser:

  • Hereditarios

  • Resultado de algún otro trastorno

Los trastornos de la coagulación hereditarios más frecuentes son las hemofilias (ver Hemofilia). Las principales causas de los trastornos de la coagulación que se desarrollan como resultado de otro trastorno son el déficit de vitamina K (ver Carencia de vitamina K), la enfermedad hepática grave (incluyendo la cirrosis, la hepatitis grave o el hígado graso agudo del embarazo), la coagulación intravascular diseminada (ver Coagulación intravascular diseminada (CID)) y el desarrollo de anticoagulantes circulantes (ver Trastornos de la coagulación causados por anticoagulantes circulantes).