Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Dedo en martillo

Por Kendrick Alan Whitney, DPM, Associate Professor, Department of Biomechanics, Temple University School of Podiatric Medicine

El dedo en martillo es un dedo del pie que está curvado en una posición fija en forma de Z.

  • El dolor puede aparecer cuando se lleva un calzado determinado y algunas personas sufren dolor en la bola del pie.

  • El diagnóstico se basa en la exploración del pie, y también se exploran otras articulaciones.

  • El calzado holgado y las almohadillas para los dedos de los pies pueden aliviar la irritación y la ortesis puede aliviar el dolor.

Entre las causas del dedo en martillo se encuentran: una longitud excesiva de los metatarsianos, una mala postura del pie, la artritis reumatoide y el uso de zapatos mal ajustados durante años. Dado que parte del dedo del pie está más alta de lo normal, puede producirse una fricción excesiva, conduciendo a la aparición de callos y posiblemente llagas en la parte superior del dedo del pie. El segundo dedo del pie es donde se desarrolla más frecuentemente la deformidad del dedo en martillo.

La utilización de zapatos, sobre todo los de puntera baja y estrecha, puede resultar dolorosa. A veces la persona afectada desarrolla dolor en la bola del pie(metatarsalgia)

¿Qué es el dedo del pie en martillo?

En el dedo del pie en martillo, normalmente el segundo dedo (o, a veces, el tercero o el cuarto) se dobla y no se puede enderezar fácilmente si no es con cirugía.

Diagnóstico

  • Exploración por un médico

Los médicos establecen el diagnóstico del dedo en martillo basándose en la exploración física del pie. También exploran las articulaciones para ver si hay artritis.

Tratamiento

  • Puntera holgada y almohadillas para los dedos de los pies

  • Para la metatarsalgia, ortesis

Los médicos tratan el dedo en martillo asegurándose de que los zapatos sean cómodos y tengan una puntera lo bastante holgada para evitar una mayor irritación en el dedo. Las almohadillas para los dedos que se venden en las farmacias también son de ayuda, al proteger los dedos afectados del roce o la presión del calzado.

Se tratan las úlceras o irritaciones de la piel.

Es necesaria una operación para enderezar el dedo en martillo cuando otros tratamientos no alivian el dolor ni la discapacidad causada por la fijación del dedo en una posición rígida.

Para aliviar el dolor causado por la metatarsalgia, la persona afectada puede utilizar ortesis (dispositivos colocados en el zapato).

Recursos en este artículo