Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Contractura de Dupuytren

(contractura de Dupuytren; fibromatosis palmar)

Por David R. Steinberg, MD, Associate Professor, Department of Orthopaedic Surgery, and Director, Hand and Upper Extremity Fellowship, Perelman School of Medicine at the University of Pennsylvania

La contractura de Dupuytren es una contracción progresiva de las bandas de tejido fibroso (denominadas fascias) del interior de las palmas de las manos, provocando una retracción de los dedos que finalmente provoca que la mano parezca una garra.

  • La contractura de Dupuytren se desarrolla en personas con predisposición genética.

  • Los síntomas típicos incluyen la formación de un nódulo en la palma de la mano y, con el tiempo, la retracción de los dedos.

  • Los médicos establecen el diagnóstico basándose en la exploración física de la mano.

  • El tratamiento consiste en la inyección de un corticoesteroide en el interior de un nódulo sensible o, si la mano ya está fibrosada, en la inyección de una colagenasa bacteriana en el nódulo; también puede aplicarse un tratamiento quirúrgico para corregir los dedos contracturados (agarrotados).

La contractura de Dupuytren es un trastorno hereditario común que afecta por lo general a los varones, especialmente después de los 45 años de edad. Sin embargo, ser portador del gen anómalo no garantiza que alguien vaya a padecer el trastorno. Alrededor del 5% de las personas en Estados Unidos sufren la contractura de Dupuytren. En el 50% de quienes la sufren, el trastorno afecta a ambas manos. Cuando solo se afecta una mano, la derecha tiene una frecuencia de afectación dos veces mayor que la izquierda.

La contractura de Dupuytren es más frecuente en quienes padecen diabetes, alcoholismo o epilepsia. El trastorno se asocia en ocasiones con otros procesos, entre los que se incluyen: el engrosamiento del tejido fibroso que cubre los nudillos (almohadillas de Garrod); la retracción de la fascia del interior del pene, lo que provoca erecciones desviadas y dolorosas (fibromatosis del pene o enfermedad de Peyronie, ver ver Enfermedad de La Peyronie); y, en raras ocasiones, nódulos en las plantas de los pies (fibromatosis plantar). Sin embargo, se desconocen los factores específicos que causan el engrosamiento y la retracción de la fascia de la palma de la mano.

El primer síntoma suele ser un nódulo sensible en la palma de la mano (con mayor frecuencia en los dedos tercero o cuarto). Inicialmente el nódulo puede causar molestias, pero se vuelve indoloro de forma gradual. Progresivamente, los dedos comienzan a encorvarse hacia la palma y con el tiempo la encorvación empeora y la mano se arquea (como una garra). El médico basa el diagnóstico en la exploración física de la mano.

La inyección de una suspensión de corticoesteroide en el interior del nódulo contribuye a reducir la respuesta dolorosa al tacto en la zona si se realiza antes de que los dedos empiecen a encorvarse. No obstante, la respuesta dolorosa al tacto suele resolverse sin tratamiento. La inyección no retrasa la progresión de la enfermedad. Para cicatrices leves, puede contribuirse a restaurar la movilidad mediante una o más inyecciones de colagenasa (una enzima que puede descomponer el tejido cicatricial), cuya forma inyectable se prepara a partir de un tipo de bacterias llamada Clostridia. Suele ser necesaria cirugía cuando la mano no puede colocarse plana sobre una mesa o cuando los dedos están tan encorvados que la función de la mano se ve limitada. La cirugía para extirpar la fascia afectada es difícil, porque esta se sitúa alrededor de nervios, vasos sanguíneos y tendones. La contractura de Dupuytren puede reaparecer después de la cirugía si la eliminación de la fascia es incompleta o si se ha desarrollado una nueva fascia también afectada, especialmente en personas que desarrollaron la enfermedad a una edad temprana o con familiares que sufren, o bien dicho trastorno, o bien almohadillas de Garrod, enfermedad de Peyronie o nódulos en la plantas de los pies.