Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Deformidad en ojal (boutonnière)

(Deformidad en ojal)

Por David R. Steinberg, MD, University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

En la deformidad en ojal la articulación media del dedo se incurva hacia dentro (hacia la palma) en una posición fija y la articulación más externa del dedo se incurva excesivamente hacia fuera (alejándose de la palma).

Este trastorno casi siempre está causado por la artritis reumatoide (ver Artritis reumatoide (AR)), pero también puede producirse por lesiones (como cortes profundos, luxaciones o fracturas) o artrosis (ver Artrosis). Las personas con artritis reumatoide pueden desarrollar este trastorno, ya que presentan una inflamación de larga duración de la articulación media de un dedo de la mano. Si la deformidad es debida a un traumatismo, este suele darse en la base de un tendón (denominado tendón extensor de la falange media). Como resultado, la articulación media (denominada articulación interfalángica proximal) se convierte en un ojal entre la bandas externas del tendón que llega hasta el final del dedo (es decir, los huesos de la articulación presionan hacia fuera a través de las bandas de tendón del mismo modo que un botón a través de un ojal). La deformidad puede dificultar la función de la mano, aunque no siempre. El médico establece el diagnóstico basándose en la exploración física del dedo.

Doblamiento anómalo de los dedos

Algunos trastornos, como la artritis reumatoide, así como algunos traumatismos pueden provocar que los dedos se doblen de forma anómala. En la deformidad en cuello de cisne, la articulación de la base del dedo se dobla (flexión), la articulación central queda estirada (extensión) y la articulación más externa se curva hacia dentro. En la deformidad en ojal, la articulación central del dedo se dobla hacia adentro (hacia la palma) y la articulación más externa se dobla hacia fuera (alejándose de la palma).

Tratamiento

La deformidad en ojal debida a la lesión de un tendón extensor se corrige habitualmente con una férula que mantiene la articulación media completamente extendida durante 6 semanas. La férula no será eficaz si se han desarrollado tejido cicatricial y deformidades fijas (por lo general después de muchos días o semanas). Cuando la colocación de la férula no da resultado, o cuando la deformidad en ojal es consecuencia de la artritis reumatoide, se requiere una intervención quirúrgica para mejorar la función.

Recursos en este artículo