Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Gangliones

(Ganglión)

Por David R. Steinberg, MD, University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

Los gangliones son hinchazones en las manos y las muñecas que contienen un fluido gelatinoso.

Suelen aparecer de forma espontánea en personas de edades comprendidas entre los 20 y los 50 años. Afectan 3 veces más a mujeres que a hombres, y suelen desarrollarse en la parte posterior de la muñeca. También pueden aparecer en la cara anterior de la muñeca y en la zona posterior de los dedos de la mano, pocos milímetros detrás de la cutícula (en esta localización, se les denomina también quistes mucosos).

No se sabe por qué aparecen gangliones en la muñeca, aunque pueden estar relacionados con un traumatismo previo. Los gangliones localizados en la zona posterior de los dedos de la mano suelen estar relacionados con la artritis de la última articulación del dedo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el hecho de tener un ganglión no significa que vaya a desarrollarse artritis.

Los gangliones son tumefacciones duras y lisas, redondas o elípticas, que aparecen como protuberancias sobre la superficie de la piel. Contienen un material gelatinoso, claro y habitualmente pegajoso. No suelen causar dolor pero en algunos casos provocan molestias. El médico establece rápidamente el diagnóstico basándose en la exploración física de la mano.

¿Sabías que...?

  • No se recomienda golpear un ganglión con un libro.

Tratamiento

Algunos gangliones desaparecen sin tratamiento, por lo que es posible que este no sea necesario. Sin embargo, si son antiestéticos, si producen molestias o si continúan aumentando de tamaño, el médico puede extraer el material gelatinoso que contienen con una aguja y una jeringa (aspiración). La aspiración es eficaz en aproximadamente el 50% de las personas. En ocasiones, se inyecta posteriormente una suspensión de corticoesteroide para aliviar las posibles molestias. No es aconsejable utilizar el método tradicional para extirpar un ganglión: colocar la mano sobre una superficie firme (como una mesa) y golpear el ganglión con un libro u otro objeto pesado. Este método puede causar lesiones y no es fiable. En cerca del 50% de las personas es necesaria la extirpación quirúrgica. Una vez extirpados, los gangliones reaparecen entre el 5 y el 15% de las veces.

Recursos en este artículo