Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Cavidad torácica

Por Noah Lechtzin, MD, MHS, Johns Hopkins University School of Medicine

Los pulmones están alojados en la cavidad torácica, un espacio que también contiene el mediastino. El mediastino está en el centro del tórax y contiene el corazón, el timo, ganglios linfáticos, un segmento de la aorta y de la vena cava, la tráquea, el esófago y algunos nervios. Abarca el área limitada por el esternón por la parte anterior, la columna vertebral por la parte posterior, la entrada de la cavidad torácica por la parte superior y el diafragma por la parte inferior. Desde el punto de vista funcional, el mediastino separa el pulmón derecho del izquierdo. Por ejemplo, si la pared torácica sufriera una perforación en un costado que provocara el colapso de uno de los pulmones, el otro permanecería inflado y funcional, gracias a que los pulmones están separados por el mediastino.

Los pulmones y demás órganos del tórax están alojados en una caja ósea protectora constituida por el esternón, las costillas y la columna vertebral. Los doce pares de costillas se curvan, desde la parte posterior, alrededor del tórax. Cada par de costillas se conecta con los huesos de la columna (vértebras). En la parte frontal, los siete primeros pares de costillas se unen directamente al esternón por medio de los cartílagos costales. El octavo, noveno y décimo par de costillas se unen al cartílago del par inmediatamente superior; los dos últimos pares (costillas flotantes) son más cortos y no se unen al esternón en su parte frontal (ver Función que desempeña el diafragma en la respiración).