Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a las pruebas para los trastornos pulmonares

Por Noah Lechtzin, MD, MHS, Associate Professor of Medicine and Director, Adult Cystic Fibrosis Program, Johns Hopkins University School of Medicine

Después de haber completado la historia clínica y la exploración física (ver Historia clínica y exploración física en las enfermedades pulmonares), los médicos a menudo realizan una radiografía de tórax (ver Radiografías de tórax). Los resultados de la historia clínica, la exploración física y la radiografía de tórax a menudo sugieren qué pruebas adicionales pueden ser necesarias para determinar qué está causando los síntomas al sujeto. Los médicos pueden realizar pruebas para detectar enfermedades pulmonares midiendo la capacidad de los pulmones para retener y mover aire, así como para intercambiar oxígeno y dióxido de carbono. Estas pruebas (llamadas pruebas de función pulmonar ver Pruebas funcionales respiratorias (PFR)) son las más útiles para determinar el tipo general de trastorno pulmonar y determinar su gravedad. Otras pruebas, incluyendo imágenes (ver Radiografías de tórax), broncoscopia (ver Broncoscopia) y toracoscopia (ver Toracoscopia), permiten a los médicos determinar la causa específica de un trastorno pulmonar.

Dado que los trastornos del corazón también pueden causar dificultad respiratoria y otros síntomas que puedan sugerir un trastorno pulmonar, y debido a que los trastornos pulmonares pueden afectar al corazón, los médicos suelen hacer un Electrocardiografía(ECG) yEcocardiografía y otros procedimientos con ultrasonidos a las personas con síntomas pulmonares.