Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

La toracotomía

Por Noah Lechtzin, MD, MHS, Johns Hopkins University School of Medicine

La toracotomía consiste en abrir la pared torácica para observar los órganos internos, obtener muestras de tejido para su análisis y tratar trastornos pulmonares, cardíacos o de las arterias mayores.

La toracotomía es una intervención quirúrgica mayor y, por consiguiente, se practica con menor frecuencia que otras técnicas de diagnóstico. Se utiliza cuando los procedimientos de toracocentesis, broncoscopia o mediastinoscopia no aportan suficiente información. Es posible identificar la causa del problema pulmonar en más del 90% de las personas que se someten a esta intervención, porque se puede observar y seleccionar la localización para practicar la biopsia y obtener muestras bastante grandes de tejido. La toracotomía también se usa a menudo cuando hay que extirpar tejido canceroso del pulmón. La toracotomía permite al cirujano ver y extirpar todos los tejidos afectados.

La toracotomía se practica bajo anestesia general en el quirófano. Se hace una incisión en la pared torácica y se extraen muestras de tejido pulmonar para su examen microscópico. Cuando se requieren muestras de ambos pulmones, con frecuencia es necesaria la apertura del esternón. Si resulta necesario, es posible extirpar un segmento del pulmón, un lóbulo o el pulmón completo.

Se inserta una sonda pleural en la cavidad pleural y se mantiene en su sitio de 24 a 48 horas después. Por lo general, se requiere hospitalización durante varios días. Las complicaciones posibles son la infección, la hemorragia y la fuga persistente de aire al interior de la cavidad pleural (neumotórax).