Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Prueba de esfuerzo

Por Noah Lechtzin, MD, MHS, Johns Hopkins University School of Medicine

Los médicos pueden usar la prueba de esfuerzo para evaluar a las personas con un posible trastorno pulmonar. Estas pruebas son diferentes de las pruebas de estrés por ejercicio realizadas para diagnosticar trastornos del corazón (ver Prueba de esfuerzo). Las dos formas más comunes de la prueba de esfuerzo son la prueba de marcha durante 6 minutos y la prueba completa de esfuerzo cardiopulmonar.

Prueba de marcha durante seis minutos

Esta sencilla prueba mide la distancia máxima que el sujeto puede caminar a su propio ritmo en 6 minutos sobre una superficie plana. La prueba evalúa el funcionamiento general del sujeto pero, si la capacidad de ejercicio del sujeto es reducida, no dice cuál de los órganos y sistemas individuales (es decir, el corazón, los pulmones, los músculos y los huesos u otros órganos y sistemas) es el factor limitante. Tampoco evalúa el esfuerzo realizado por la persona afectada. Esta prueba se lleva a cabo antes y después de un trasplante de pulmón y de la cirugía de reducción de volumen pulmonar, para monitorizar la respuesta al tratamiento y a la rehabilitación pulmonar, y para predecir el riesgo de discapacidad o muerte en las personas con trastornos del corazón y de los pulmones.

Prueba de esfuerzo cardiopulmonar

Esta prueba computerizada analiza el funcionamiento del corazón y proporciona información como la cantidad de aire que fluye a través de los pulmones, cuánto dióxido de carbono se produce, y si los pulmones proporcionan el oxígeno a la sangre y eliminan el dióxido de carbono de la misma de forma correcta. El examen se hace mientras la persona está en reposo y mientras hacer ejercicio en una cinta de caminar o bicicleta ergométrica. La intensidad del ejercicio se incrementa gradualmente hasta que los síntomas impiden realizar más esfuerzo.

La prueba de esfuerzo cardiopulmonar determina principalmente si la capacidad de una persona para hacer ejercicio es normal o está reducida y si la reducción se debe a problemas de corazón y/o pulmonares o a falta de condición física. La prueba detecta problemas en etapas más tempranas que aquellas pruebas que son menos detalladas o que se realizan solo en reposo.

Los médicos también pueden usar la prueba de esfuerzo cardiopulmonar para controlar la respuesta de una persona al tratamiento y como guía para los programas de rehabilitación pulmonar.