Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a los trastornos pleurales y del mediastino

Por Richard W. Light, MD, Vanderbilt University Medical Center

La pleura es una fina membrana transparente compuesta de 2 capas que recubre los pulmones y que, además, reviste el interior de la pared torácica. La capa que recubre los pulmones se encuentra en contacto estrecho con la capa que reviste la pared torácica. Entre las 2 superficies finas y flexibles hay una pequeña cantidad de líquido que las lubrica y que permite el deslizamiento sin fricción entre ellas con cada movimiento respiratorio. El área que contiene el líquido se denomina espacio pleural.

Dos vistas de la pleura

En circunstancias anómalas, el aire o el exceso de líquido pueden introducirse entre las superficies pleurales y aumentar el espacio pleural. Si se acumula demasiado líquido (derrame pleural ver Derrame pleural) o si se acumula aire (neumotórax, ver Neumotórax), uno o ambos pulmones pueden perder la capacidad de expandirse normalmente con la respiración y se produce un colapso del tejido pulmonar. La pleura puede infectarse (ver Pleuritis vírica).

El mediastino abarca el área limitada por el esternón en la parte anterior, la columna vertebral en la parte posterior, el cuello en la parte superior y el diafragma en la parte inferior. Contiene el corazón, la glándula del timo, algunos ganglios linfáticos y parte de la tráquea, el esófago, la aorta y las glándulas tiroides y paratiroides. No incluye los pulmones. El mediastino se divide en tres partes:

  • Frontal (anterior)

  • Medio

  • Posterior

En el mediastino se pueden formar diversas masas anómalas, como quistes y tumores (ver Masas mediastínicas). También puede irritarse si el contenido del esófago se vierte en él (ver Mediastinitis). El aire también puede entrar en el mediastino (ver Neumomediastino).

Dónde se localiza el mediastino

Recursos en este artículo