Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Endoscopia con videocápsula

Por Walter W. Chan, MD, MPH, Assistant Professor of Medicine;Director, Center for Gastrointestinal Motility, Division of Gastroenterology, Hepatology, and Endoscopy, Harvard Medical School;Brigham and Women's Hospital

La endoscopia con videocápsula es un procedimiento en el que el paciente traga una cápsula que funciona con una batería. La cápsula contiene una o dos pequeñas cámaras, una lámpara y un transmisor. El dispositivo realiza imágenes de la mucosa intestinal y las transmite a un receptor que la persona lleva sujeto a un cinturón o en una bolsa. Se obtienen miles de imágenes. La endoscopia con videocápsula está especialmente indicada para detectar hemorragias ocultas en el tubo digestivo y problemas en la superficie interna del intestino delgado, que es una zona de difícil valoración con un endoscopio. No funciona tan bien en el intestino grueso, pero esta zona no es difícil de valorar con un endoscopio. Por lo general la cápsula pasa a las heces al cabo de unas 12 horas y algunas personas ni siquiera la notan. La cápsula no tiene que ser recuperada y se puede eliminar por el inodoro. Si la persona no nota si la cápsula se ha eliminado, el médico puede indicar una radiografía o una tomografía computarizada para ver si todavía se encuentra en el tubo digestivo. En raras ocasiones, la cápsula puede quedar adherida al tubo digestivo y es posible que haya que hacer una endoscopia o una intervención quirúrgica para extraerla.

Recursos en este artículo