Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Paracentesis

Por Walter W. Chan, MD, MPH, Assistant Professor of Medicine;Director, Center for Gastrointestinal Motility, Division of Gastroenterology, Hepatology, and Endoscopy, Harvard Medical School;Brigham and Women's Hospital

La paracentesis es la inserción de una aguja en la cavidad abdominal para la extracción de líquido. Normalmente, la cavidad abdominal contiene solo una pequeña cantidad de líquido. Sin embargo, en ciertas circunstancias se puede acumular líquido, como por ejemplo cuando una persona tiene una enfermedad hepática, una insuficiencia cardíaca, una perforación del estómago o del intestino, un cáncer o una rotura del bazo. El médico puede utilizar la paracentesis para establecer el diagnóstico (por ejemplo, para obtener una muestra de líquido necesaria para su análisis en el laboratorio) o como parte del tratamiento (por ejemplo, para extraer el exceso de líquido acumulado).

Antes de realizar la paracentesis se lleva a cabo una exploración física, algunas veces acompañada de una ecografía, para confirmar que la cavidad abdominal contiene líquido en exceso. Después se lava una zona de la piel con una solución antiséptica, normalmente por debajo y a la izquierda del ombligo, y se aplica una pequeña cantidad de anestésico. Luego se introduce una aguja acoplada a una jeringa a través de la piel y los músculos de la pared abdominal hasta la zona donde se ha acumulado el líquido. La aguja se utiliza para extraer una pequeña cantidad de líquido para su posterior análisis en el laboratorio, o bien se utiliza una sonda fina para eliminar hasta varios litros de líquido y así aliviar la hinchazón (distensión) del abdomen. Las complicaciones incluyen la perforación del tubo digestivo, el derrame de fluido a través del agujero realizado con la aguja y la hemorragia.

Recursos en este artículo