Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Fisura anal

(Fisura anal; úlcera anal)

Por Parswa Ansari, MD, Department of Surgery, Lenox Hill Hospital, New York

Una fisura anal es un desgarro o una úlcera en el revestimiento del ano.

Las fisuras anales pueden producirse a consecuencia de una lesión causada por deposiciones duras o voluminosas, o por deposiciones diarreicas frecuentes. Con menos frecuencia, se producen por una penetración anal durante relaciones sexuales. Las fisuras ocasionan espasmos del esfínter anal, lo que empeora el dolor e impide su curación.

Síntomas

Las fisuras causan dolor y hemorragia, normalmente durante la deposición o poco después de esta. El dolor dura entre varios minutos y varias horas y luego remite hasta la siguiente deposición.

Diagnóstico

  • Exploración por un médico

El médico diagnostica una fisura mediante una inspección cuidadosa del ano.

Tratamiento

  • Emolientes

  • Pomadas protectoras y baños de asiento

  • La inyección de toxina botulínica y la aplicación de una pomada de nitroglicerina o de bloqueantes de los canales del calcio

La administración de un laxante emoliente o preparados que contengan plantas del género Plantago o el incremento de la fibra en la dieta reduce la posibilidad de nuevas lesiones producidas por deposiciones duras y de gran tamaño. A veces, contribuye a la curación el uso de una pomada protectora de óxido de cinc o supositorios suaves (como glicerina) que lubrican la zona baja del recto y ablandan las heces.

La aplicación de anestésicos tópicos (como la benzocaína o la lidocaína) en el ano y un baño de asiento con agua templada durante 10 o 15 minutos después de cada deposición alivian el malestar y ayudan a incrementar el flujo de sangre, lo que favorece la cicatrización. El remojo se efectúa poniéndose en cuclillas o sentado en una bañera parcialmente llena o utilizando un recipiente lleno de agua tibia colocado sobre la taza del inodoro o sobre su tapa.

Entre los tratamientos para reducir el espasmo del esfínter y ayudar a la curación de las fisuras se incluyen la inyección de toxina botulínica en el esfínter y la aplicación de una pomada de nitroglicerina o de bloqueantes de los canales de calcio (como nifedipina en crema o diltiazem en gel) en la zona de la fisura.

Si fallan estos procedimientos, puede ser necesaria una intervención quirúrgica. El espasmo del esfínter se alivia cortando una parte del esfínter interno (esfinterotomía anal interna). El conducto anal también puede ser estirado (dilatación anal controlada).