Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Tumores benignos del intestino delgado

Por Elliot M. Livstone, MD, Sarasota Memorial Hospital, Sarasota, FL

La mayoría de los tumores del intestino delgado son benignos. Entre ellos se incluyen tumores de las células grasas (lipomas), células nerviosas (neurofibromas), células del tejido conjuntivo (fibromas) y células musculares (leiomiomas).

La mayoría de los tumores benignos del intestino delgado no causan síntomas. Sin embargo, los más grandes pueden provocar la presencia de sangre en las heces, una obstrucción intestinal parcial o completa o una estrangulación intestinal si un segmento del intestino se introduce en una zona adyacente (un trastorno conocido como invaginación intestinal). Algunos tumores benignos segregan hormonas (ver Gastrinoma) o sustancias parecidas a las hormonas (ver Vipoma) que pueden causar síntomas como diarrea o sofocos.

Las lesiones pequeñas benignas pueden destruirse mediante tratamientos aplicados a través de un tubo flexible de visualización (endoscopio) que se introduce en el intestino. Estos tratamientos incluyen la aplicación de una corriente eléctrica (electrocauterización) o calor (obliteración térmica) directamente al tumor o dirigiendo un rayo de luz de alta energía al sitio afectado (fototerapia con láser). Para lesiones mayores, suele ser necesaria la cirugía.