Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Hiperpotasemia (concentración alta de potasio en la sangre)

Por James L. Lewis, III, MD

La hiperpotasiemia consiste en una concentración demasiado alta de potasio en la sangre.

  • Una concentración alta de potasio tiene muchas causas, incluidos los trastornos renales, los fármacos que afectan a la funcionalidad renal y el consumo excesivo de suplementos de potasio.

  • Por lo general, la hiperpotasemia debe ser grave antes de que provoque síntomas, sobre todo, arritmias.

  • Se suele detectar en un análisis de sangre o en una electrocardiografía realizada por otros motivos.

  • El tratamiento consiste en reducir la ingesta de potasio, suspender la toma de medicamentos que provocan hiperpotasemia e ingerir medicamentos que aumentan la eliminación de potasio.

El organismo necesita potasio para el funcionamiento de las células nerviosas y musculares, pero un exceso también puede afectar a su funcionamiento (ver Introducción al potasio).

Por lo general, la hiperpotasemia es consecuencia de varios problemas simultáneos, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Trastornos renales (como insuficiencia renal) que impiden que los riñones eliminen una cantidad adecuada de potasio

  • Medicamentos que impiden que los riñones eliminen cantidades adecuadas de potasio (una causa frecuente de hiperpotasemia leve)

  • Ingesta de alimentos que contienen mucho potasio

  • Tratamientos en los que se incluye potasio

Es probable que la causa más frecuente de hiperpotasemia leve sea la ingesta de fármacos que disminuyen el flujo de sangre hacia los riñones o impiden que estos eliminen cantidades adecuadas de potasio. La insuficiencia renal, por sí misma, puede causar hiperpotasemia grave. La enfermedad de Addison también causa hiperpotasemia.

La hiperpotasemia puede aparecer después de que las células hayan liberado una gran cantidad de potasio. El rápido desplazamiento de potasio desde las células a la sangre colapsa los riñones y desemboca en una hiperpotasemia potencialmente mortal.

Causas del aumento en la concentración de potasio

Causa

Trastornos

Fármacos u otras circunstancias

Mayor ingesta

Alimentos que contienen mucho potasio

Suplementos de potasio

Tratamientos intravenosos en los que se incluye potasio, como la nutrición parenteral total y las transfusiones sanguíneas

Menor eliminación en la orina

Insuficiencia renal

Aliskireno

Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA)

Bloqueantes de los receptores de la angiotensina

Ciclosporina (se administra para evitar el rechazo de los trasplantes de órganos)

Diuréticos ahorradores de potasio, como la eplerenona, la espironolactona y el triamtereno

Fármacos antiinflamatorios no esteroideos

Tacrolimús (se administra para evitar el rechazo de los trasplantes de órganos)

Trimetoprima (un antibiótico)

Liberación de potasio desde las células

Quemaduras graves

Lesiones por aplastamiento

Degradación muscular (rabdomiólisis)

Diabetes mellitus (en especial, cetoacidosis)

Acidosis metabólica

β-bloqueantes

Quimioterapia

Ejercicio extenuante y prolongado

Síntomas y diagnóstico

La hiperpotasemia leve presenta pocos o ningún síntoma. A veces, se observa debilidad muscular. Cuando se agrava puede provocar arritmia. Si la concentración de potasio es muy alta, el corazón puede dejar de latir.

Por lo general, la hiperpotasemia se detecta por primera vez en un análisis de sangre rutinario o al observar ciertas alteraciones en un electrocardiograma. Para identificar la causa, se evalúan los medicamentos que se están tomando y se efectúan análisis de sangre para identificar posibles signos de diabetes mellitus, acidosis, degradación muscular o trastornos renales.

Tratamiento

Si la hiperpotasemias es leve, basta con ingerir menos potasio o dejar de tomar fármacos que impiden que los riñones eliminen este mineral. Si los riñones funcionan de forma adecuada, se administra un diurético que aumenta la eliminación del potasio. En caso necesario, se administra, por vía oral o mediante enemas, una resina que absorbe el potasio del tubo digestivo y lo elimina del organismo en las heces.

En las hiperpotasemias moderadas o graves, la concentración de potasio debe reducirse de inmediato. Para proteger el corazón, se administra calcio por vía intravenosa, pero esto no disminuye la concentración de potasio. A continuación, se administran insulina y glucosa, que desplazan el potasio de la sangre a las células, con lo que disminuye la concentración sanguínea de este mineral. El salbutamol (albuterol), que se usa sobre todo para tratar el asma, contribuye a reducir el nivel de potasio. Se aplica con un inhalador.

Cuando estas medidas no surten efecto, o en caso de insuficiencia renal, es necesario realizar diálisis para eliminar el exceso de potasio.

Recursos en este artículo