Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción al magnesio

Por James L. Lewis, III, MD

Los huesos contienen la mitad del magnesio del organismo, mientras que la sangre contiene muy poco. El magnesio es necesario en la formación de los huesos y de los dientes, y en el funcionamiento adecuado de los nervios y de los músculos. Muchas enzimas del organismo dependen del magnesio para funcionar con normalidad. El organismo obtiene magnesio de los alimentos y lo elimina en la orina y en las heces. La concentración sanguínea de magnesio puede resultar demasiado alta (ver Hipermagnesemia (concentración alta de magnesio en la sangre)) o demasiado baja (ver Hipomagnesemia (concentración baja de magnesio en la sangre)).