Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción al potasio

Por James L. Lewis, III, MD

Casi todo el potasio del organismo se encuentra en el interior de las células. Es necesario para el funcionamiento normal de las células, de los nervios y de los músculos.

El organismo debe mantener el nivel de potasio en sangre dentro de unos márgenes muy estrechos. Una concentración de potasio demasiado alta (ver Hiperpotasemia (concentración alta de potasio en la sangre)) o demasiado baja (ver Hipopotasemia (concentración baja de potasio en la sangre)) tiene consecuencias graves, como las arritmias o incluso un paro cardíaco. El organismo utiliza el potasio almacenado en las células para mantener una concentración constante de potasio en la sangre.

¿Sabías que...?

  • El potasio se llamaba originalmente kalium. Por eso, los trastornos relacionados con el potasio a menudo tienen nombres con las letras «kal».

El organismo mantiene el nivel correcto de potasio igualando la cantidad que se ingiere con la cantidad que se elimina. Se encuentra en alimentos y en bebidas que contienen electrólitos (incluido el potasio) y se elimina, en su mayor parte, en la orina. Una parte del potasio se pierde también a través del tubo digestivo y del sudor. Los riñones, si están sanos, pueden ajustar la excreción de potasio para compensar los cambios en el consumo.

Algunos fármacos y ciertos trastornos influyen en la entrada del potasio en las células y también en la salida, lo que afecta en gran medida a la concentración de potasio en sangre.

Recursos en este artículo