Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Niacina

(ácido nicotínico)

Por Larry E. Johnson, MD, PhD, Associate Professor of Geriatrics and Family and Preventive Medicine; Medical Director, University of Arkansas for Medical Sciences; Central Arkansas Veterans Healthcare System

(Véase también Introducción a las vitaminas.)

La niacina (ácido nicotínico), un tipo de vitamina B, es esencial para asimilar (metabolizar) los hidratos de carbono (carbohidratos), las grasas y muchas otras sustancias en el organismo, y para el normal funcionamiento de las células.

Los alimentos que proporcionan un buen aporte de niacina son la levadura, el hígado, la carne, el pescado, las legumbres y los cereales integrales o productos enriquecidos con cereales. Los alimentos ricos en triptófano (un aminoácido), como los productos lácteos, pueden compensar un consumo insuficiente de niacina en la dieta, dado que el organismo puede convertir el triptófano en niacina.

En ocasiones, el término niacina se emplea en dos sentidos: como sinónimo de ácido nicotínico y como un término más amplio que incluye el ácido nicotínico y la nicotinamida, dos formas de esta vitamina B.

Carencia de niacina

(pelagra)
  • En las manos, los pies, las pantorrillas, el cuello y la cara aparece una erupción (exantema) de color rojo oscuro característica, y la lengua y la boca adquieren un color rojo oscuro.

  • Aparecen alteraciones en el sistema digestivo, fatiga, insomnio, apatía y, más tarde, confusión y pérdida de memoria.

  • El diagnóstico se realiza por los antecedentes dietéticos, los síntomas y, en ocasiones, el análisis de orina.

  • La carencia puede corregirse con dosis altas de nicotinamida o ácido nicotínico, tomadas por vía oral.

La carencia de niacina es poco frecuente en los países desarrollados.

La carencia de niacina suele ir acompañada de carencias de proteínas, hierro, riboflavina (un tipo de vitamina B) y vitamina B6.

Causas

Una forma de deficiencia de niacina es consecuencia del déficit de niacina y triptófano (un aminoácido). Este tipo de deficiencia causa un trastorno denominado pelagra, que afecta a la piel, al sistema digestivo y al cerebro. La pelagra solo aparece si existe una carencia de niacina y triptófano en la dieta, puesto que el organismo puede convertir el triptófano en niacina. Los habitantes que viven en regiones donde el maíz es el principal alimento tienen riesgo de padecer pelagra, ya que el maíz es un alimento que contiene poca cantidad de niacina y de triptófano. Más aún, el intestino no puede absorber la niacina del maíz, a menos que este haya sido tratado con álcalis (como se hace al preparar tortillas de maíz). La pelagra es un trastorno estacional, que se presenta cada primavera y dura todo el verano, época en que la alimentación consiste casi de forma exclusiva en productos de maíz.

La pelagra se produce también en las personas que presentan alguna de las siguientes características:

  • Enfermedad de Hartnup, un trastorno de carácter hereditario poco frecuente en el cual la absorción del triptófano está disminuida.

  • Síndrome carcinoide, un raro trastorno en el que el triptófano no se convierte en niacina

Los siguientes casos pueden dar lugar a un déficit de niacina:

  • Alcoholismo

  • Diarrea

  • Cirrosis

  • Tratamiento prolongado con el antibiótico isoniazida.

Síntomas

Generalmente, la pelagra se caracteriza por una erupción simétrica, de color rojo oscuro, parecida a una quemadura solar, que empeora con la exposición a la luz solar (un trastorno denominado fotosensibilidad). La erupción se produce en las zonas de exposición al sol, y su ubicación es distintiva:

  • En los brazos y las manos (como si fueran guantes)

  • En los pies y las pantorrillas (como si fueran botas)

  • Alrededor del cuello (como un collar)

  • En la cara formando una forma de mariposa

Las anomalías de la piel son persistentes y las zonas afectadas adquieren un aspecto escamoso y de color café.

Todo el tubo digestivo resulta afectado. La lengua y la boca se inflaman y se vuelven de color rojo oscuro. La lengua se hincha, se tiene una sensación ardiente en la boca y se forman ulceraciones en ambas. En la garganta y en el esófago también se siente ardor. La producción de saliva puede aumentar o disminuir. Otros síntomas son náuseas, vómitos, malestar abdominal, estreñimiento y diarrea (a veces con sangre).

Con el tiempo aparecen fatiga, insomnio y apatía. Por lo general evoluciona a disfunción cerebral (encefalopatía), que se caracteriza por confusión, desorientación, alucinaciones y pérdida de memoria. Las personas afectadas pueden aparecer sobreexcitadas, deprimidas, extremadamente eufóricas (manía), y presentar delirios o pensamientos paranoides (piensan que otras personas tienen la intención de hacerles daño).

Diagnóstico

  • Exploración física

  • Análisis de orina

  • Alivio de los síntomas cuando se toman suplementos de niacina

El diagnóstico de la deficiencia de niacina se basa en la anamnesis dietética y en los síntomas. Medir un producto derivado de la niacina en la orina puede ayudar a establecer el diagnóstico, pero esta prueba no siempre está disponible.

El diagnóstico se confirma si la administración de niacina alivia los síntomas.

Tratamiento

  • Suplementos de niacina

  • Otros suplementos de vitamina B

Existen dos tipos de suplementos de niacina: la nicotinamida y el ácido nicotínico. La pelagra se trata con dosis diarias de nicotinamida oral. La nicotinamida, a diferencia del ácido nicotínico, no causa enrojecimiento, picazón, quemazón o sensación de hormigueo.

Debido a que las personas con deficiencia de niacina a menudo presentan otras deficiencias nutricionales, es importante tomar una dieta equilibrada, además de administrar también suplementos de otras vitaminas B.

Exceso de niacina

Para disminuir las concentraciones de colesterol y de triglicéridos (lípidos) en sangre se recetan dosis altas de ácido nicotínico (pero no de nicotinamida). El ácido nicotínico puede tener los siguientes efectos beneficiosos:

  • Disminuye los niveles de triglicéridos

  • Aumenta los niveles de colesterol de las lipoproteínas de alta densidad (HDL; el "colesterol bueno")

  • Disminuye de forma moderada los niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL), es decir, el colesterol «malo».

Sin embargo, no se sabe si el ácido nicotínico reduce el riesgo de enfermedad arterial coronaria y de accidente cerebrovascular.

Estas dosis tan elevadas de ácido nicotínico pueden causar enrojecimiento, prurito, gota y daño hepático (en contadas ocasiones), así como un aumento de la concentración de azúcar (glucosa) en sangre. El enrojecimiento puede ser más exacerbado después de beber alcohol, de practicar actividad física, de tomar el sol y de comer alimentos picantes.

La mayoría de las reacciones adversas se reducen si se empieza con una dosis baja y se aumenta de forma gradual. También es beneficioso tomar aspirina (ácido acetilsalicílico) antes de la administración del ácido nicotínico, y tomar este último después de las comidas.

Si los efectos secundarios del ácido nicotínico son intolerables se reduce la dosis, se eligen otras formulaciones (en especial las de liberación prolongada) o se interrumpe la administración de ácido nicotínico y se sustituye por otros fármacos que disminuyen las concentraciones de grasas (lípidos) en la sangre, denominados hipolipemiantes (hipolipidemiantes, ver Hipolipemiantes).