Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Queratopatía ampollar

Por Melvin I. Roat, MD, FACS, Clinical Associate Professor of Ophthalmology;Cornea Service, Sidney Kimmel Medical College at Thomas Jefferson University;Wills Eye Hospital

La queratopatía ampollar (queratopatía vesicular) es un trastorno que implica una hinchazón de tipo ampollar que se produce en la córnea (la capa transparente en la parte frontal del iris y la pupila).

Localización de la córnea

La queratopatía ampollar es más frecuente en ancianos. Puede aparecer sin motivo aparente, puede tener un componente genético y, en algunas ocasiones, puede producirse tras una intervención quirúrgica ocular, como la cirugía de extracción de cataratas.

Síntomas

La inflamación evoluciona con formación de ampollas o vesículas llenas de líquido en la superficie de la córnea. Pueden aparecer molestias en los ojos, dolor al mirar luces brillantes y visión muy nublada. Las ampollas pueden romperse y provocar un dolor intenso, por lo general junto con sensación de cuerpo extraño en el ojo, y pueden afectar aún más a la visión.

Diagnóstico

  • Evaluación médica

El diagnóstico de la queratopatía ampollar se basa en el aspecto característico de la córnea, hinchada, turbia y con ampollas en la superficie.

Tratamiento

  • Colirios (gotas oftálmicas) salinos

  • Fármacos para reducir la presión sanguínea en los ojos

  • En algunas ocasiones, lentes de contacto blandas

  • En algunas ocasiones, trasplante de córnea

La queratopatía ampollar debe ser tratada por un oftalmólogo (un médico especializado en la evaluación y el tratamiento, tanto quirúrgico como no quirúrgico, de los trastornos oculares).

Se utilizan gotas oftálmicas salinas (suero fisiológico hipertónico) y pomadas salinas para evacuar el exceso de líquido de la córnea.

En algunas ocasiones se administran medicamentos que reducen la presión ocular.

También pueden utilizarse lentes de contacto blandas durante un breve periodo de tiempo para disminuir la incomodidad, ya que actúan como vendaje de la córnea.

Si se pierde vista o las molestias son importantes y prolongadas, se suele recurrir a un trasplante de córnea.

Recursos en este artículo