Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Pinguécula y pterigion

Por Melvin I. Roat, MD, FACS, Jefferson Medical College, Thomas Jefferson University

La pinguécula (pingüécula) es una excrecencia de color blanco amarillento cercana a la córnea, que no llega a cubrirla. Este crecimiento puede ser antiestético, pero por lo general no causa ningún problema importante y no es necesario extirparlo.

El pterigion (terigio) es una excrecencia carnosa de la conjuntiva en la zona cercana a la córnea, y que se extiende hacia ésta. En la mayoría de los casos, el pterigion (terigio) no produce síntomas, pero a veces causa irritación o distorsiona la forma de la córnea, con lo que puede provocar cambios en la visión. A veces es aconsejable su extirpación para reducir la irritación y corregir los cambios en la visión.

Pinguécula y pterigion

La pinguécula (izquierda) es una excrecencia cercana a la córnea. El pterigion (derecha) es una excrecencia de la conjuntiva cercana a la córnea que se propaga a través de la misma. El pterigion puede afectar a la vista.

Recursos en este artículo