Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Tracoma

Por Melvin I. Roat, MD, FACS, Jefferson Medical College, Thomas Jefferson University

El tracoma (también conocido como conjuntivitis granular u oftalmía egipcia) es una infección prolongada de la conjuntiva causada por la bacteria Chlamydia trachomatis.

  • La Chlamydia trachomatis puede infectar los ojos, generalmente en niños, en países con un escaso nivel de desarrollo y de clima caluroso y seco.

  • Puede aparecer enrojecimiento de los ojos, lagrimeo, irritación y, en casos graves, cicatrices y pérdida de la visión.

  • Los antibióticos suelen ser eficaces.

El tracoma es el resultado de infecciones por ciertas cepas de Chlamydia trachomatis que no son de transmisión sexual. El tracoma es frecuente en países cálidos y secos del norte de África, Oriente Medio, el subcontinente indio, Australia y el Sudeste asiático. En Estados Unidos el tracoma es poco frecuente; se da en algunas ocasiones en nativos americanos y en inmigrantes procedentes de zonas donde el tracoma es común. El tracoma es la principal causa evitable de ceguera en el mundo.

La enfermedad se produce principalmente en niños, sobre todo en edades comprendidas entre los 3 y los 6 años. Los niños de otras edades y los adultos son mucho menos vulnerables a padecer la enfermedad, porque tienen una mayor inmunidad y una mejor higiene personal.

El tracoma es contagioso en sus primeras etapas y se puede transmitir por contacto entre manos y ojos, por moscas o por objetos contaminados, como toallas, pañuelos y maquillaje para los ojos.

Síntomas

El tracoma suele afectar a ambos ojos. Las conjuntivas (las membranas que revisten el párpado y cubren la parte blanca del ojo) se inflaman, enrojecen e irritan, y los ojos lagrimean en exceso. Los párpados se hinchan y aumenta la sensibilidad a la luz brillante.

En las fases más avanzadas, pueden crecer de forma gradual vasos sanguíneos en la córnea (neovascularización) y obstaculizar la vista. En algunas personas, el párpado cicatriza de tal manera que las pestañas se giran hacia adentro (triquiasis). Cuando la persona parpadea, las pestañas rozan la córnea, provocando infecciones y con frecuencia lesiones permanentes. Aproximadamente el 5% de las personas con tracoma desarrollan problemas visuales o ceguera.

Diagnóstico

El médico sospecha que se trata de tracoma basándose en el aspecto de los ojos y la duración de los síntomas. El diagnóstico se confirma enviando al laboratorio una muestra del ojo, donde se identifica el organismo infectante.

¿Sabías que...?

  • El tracoma es la principal causa evitable de ceguera en el mundo.

Prevención

Dado que la enfermedad es contagiosa, la reinfección es frecuente. El acceso a agua potable puede reducir la reinfección. Lavarse regularmente las manos y la cara ayuda a prevenir la propagación de la infección. No se deben compartir toallas, paños, ropa de cama ni maquillaje de los ojos. Dado que las moscas transmiten la enfermedad entre las personas, se deben eliminar los lugares donde críen las moscas.

Tratamiento

El tratamiento consiste en antibióticos (por ejemplo, azitromicina, doxiciclina o tetraciclina) por vía oral. De forma alternativa, se pueden aplicar tetraciclina o eritromicina en forma de pomada. Los médicos suelen administrar antibióticos a vecindarios enteros en los que muchas personas sufran tracoma. Si la afección daña los párpados, la conjuntiva o la córnea, puede ser necesaria la cirugía.

Recursos en este artículo