Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a los trastornos del oído externo

Por Bradley W. Kesser, MD, University of Virginia School of Medicine

Entre las anomalías del desarrollo del oído externo se incluyen la microtia (oreja pequeña) y la atresia auricular. La microtia se refiere a una oreja que no se ha desarrollado plenamente, y existen diversos grados en función de lo bien desarrollada que esté la oreja. El grado de desarrollo del pabellón auricular puede variar desde simplemente una oreja pequeña, pero con todo el cartílago necesario (grado I), hasta una pequeña «protuberancia» u oreja de cacahuete en la que no hay cartílago, solo un montículo de piel y tejidos blandos (grado III). En raras ocasiones las personas nacen sin oreja (anotia). Un cirujano plástico experto en la reparación de la microtia a menudo puede dotar a la oreja de un aspecto muy favorable usando una prótesis, cartílago de las costillas de la propia persona o un implante.

La microtia suele ir acompañada de atresia auricular, que es un fallo en la apertura del canal auditivo. Esta ausencia del canal auditivo también se asocia generalmente con el subdesarrollo del oído medio y de sus huesos (martillo, yunque y estribo). Los niños sufren pérdida auditiva, ya que la energía del sonido no se transporta, o conduce, de manera eficiente en el oído medio; en algunos niños puede realizarse una cirugía para abrir el canal auditivo, construir un tímpano y restaurar la vía natural de conducción del sonido del canal auditivo y el oído medio hasta el oído interno sano.