Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Laberintitis purulenta

Por Lawrence R. Lustig, MD, Howard W. Smith Professor and Chair, Department of Otolaryngology–Head and Neck Surgery , Columbia University Medical Center and New York Presbyterian Hospital

La laberintitis purulenta (supurativa) es una infección bacteriana del oído interno que a menudo causa sordera y pérdida del equilibrio.

La laberintitis purulenta suele aparecer cuando las bacterias penetran en el oído interno durante el curso de una infección grave del oído medio (otitis media aguda) o algunas formas de meningitis, o como una complicación de una fractura del hueso temporal del cráneo. También puede presentarse como una complicación de una perforación de tímpano crónica (como puede ocurrir en las personas que sufren episodios repetidos de otitis media), en especial en personas que presenten un colesteatoma (material similar a la piel que crece en el tímpano perforado).

Síntomas

Los síntomas de la laberintitis purulenta incluyen:

  • Vértigo grave (una sensación de movimiento o de rotación que no se corresponde con la realidad) y nistagmo (sacudidas rápidas de los ojos en una dirección, alternando con un lento retorno a la posición original)

  • Náuseas y vómitos

  • Tinnitus (pitidos o zumbidos en el oído)

  • Diversos grados de pérdida auditiva

Los afectados suelen tener dolor y fiebre.

Diagnóstico

  • Tomografía computarizada (TC) y/o resonancia magnética nuclear (RMN).

  • A veces, una punción lumbar

Los médicos sospechan una laberintitis purulenta si la persona sufre vértigo, nistagmo, pérdida de audición o una combinación de los anteriores durante un episodio de otitis media aguda. Se realiza una TC del cráneo para buscar anomalías óseas en el hueso (hueso temporal) que contiene los oídos interno y medio, los huesos en el oído interno y el hueso situado detrás de la oreja. Los médicos también pueden hacer una RMN para ver si la infección se extiende hacia el interior del cerebro.

Si la persona presenta síntomas de meningitis, como confusión, rigidez en el cuello o fiebre alta, se realiza una punción lumbar y se envían muestras del líquido cefalorraquídeo al laboratorio para la realización de un cultivo.

Tratamiento

  • Antibióticos por vía intravenosa

  • Drenaje del líquido del oído medio

La laberintitis purulenta se trata con antibióticos administrados por vía intravenosa. El médico también puede realizar una miringotomía, que es una abertura en el tímpano para permitir que el líquido drene desde el oído medio (ver Miringotomía: tratamiento de las otitis recidivantes). Algunas personas pueden necesitar someterse a un procedimiento quirúrgico más amplio para extirpar todo el hueso situado detrás del oído o parte de él (mastoidectomía).