Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Neuroma acústico

(Neurinoma acústico; Schwannoma vestibular, Tumor del octavo nervio)

Por Lawrence R. Lustig, MD, Howard W. Smith Professor and Chair, Department of Otolaryngology–Head and Neck Surgery , Columbia University Medical Center and New York Presbyterian Hospital

Un neuroma acústico (cuyo nombre más correcto es schwannoma vestibular) es un tumor no canceroso (benigno) que se origina en las células que rodean el nervio auditivo (células de Schwann).

Estos tumores se originan en el nervio vestibular (equilibrio), que es una de las ramificaciones del nervio vestibulococlear (8º nervio craneal). La otra rama, el nervio coclear (auditivo) transmite las señales sonoras al cerebro. Los primeros síntomas son pérdida de audición de progresión lenta en un oído (de ahí el nombre histórico de neuroma acústico).

Síntomas

Los primeros síntomas de un neuroma acústico incluyen:

  • Pérdida de audición de progresión lenta en un oído

  • Ruidos o pitidos en los oídos (tinnitus)

  • Cefalea

  • Sensación de presión o hinchazón en el oído

  • Dolor de oído

  • Desequilibrio o inestabilidad al girarse con rapidez

Si el tumor aumenta de tamaño y comprime otras partes del encéfalo, como el nervio facial (7º nervio craneal) o el nervio trigémino (5º nervio craneal), pueden producirse debilidad facial (caída o flaccidez en la cara) o dolor y entumecimiento faciales.

Efectos de los trastornos auditivos sobre el nervio facial

Los trastornos de los oídos medio e interno pueden afectar al nervio facial (el 7º nervio craneal), ya que este recorre un trayecto zigzagueante por el interior del oído. Por ejemplo, el herpes zóster del oído puede afectar tanto al nervio facial como al nervio auditivo (el 8º nervio craneal); en estos casos el nervio facial se inflama y queda comprimido en el orificio del cráneo por donde pasa. La presión sobre este nervio puede causar parálisis facial (incapacidad para mover los músculos), sea temporal o permanente, en la zona afectada, incapacidad de cerrar totalmente el ojo y caída de un lado de la cara. El tratamiento depende del trastorno causante del problema.

Diagnóstico

  • Pruebas de audición

  • Resonancia magnética nuclear (RMN)

El diagnóstico precoz del neuroma acústico se basa en la resonancia magnética nuclear (RMN) y en pruebas de audición. Se suele practicar en primer lugar un audiograma (prueba de audición). Las personas con pérdida de la audición en un oído deberían someterse posteriormente a pruebas de diagnóstico por la imagen, como la RMN.

Se pueden llevar a cabo otras pruebas de audición, que incluyen la timpanometría (analizar el paso del sonido a través del tímpano y del oído medio) y la prueba de respuesta auditiva del tallo cerebral (mide los impulsos nerviosos en el tronco cerebral que aparecen como consecuencia de las señales sonoras en los oídos).

Tratamiento

  • En ocasiones, cirugía o radioterapia

Los tumores pequeños que no crezcan ni causen síntomas no requieren tratamiento. Los tumores que comienzan a crecer o causan síntomas se eliminan mediante cirugía o se controlan utilizando radioterapia. La cirugía puede realizarse con un microscopio (microcirugía) para evitar daños en el nervio facial. La radioterapia puede realizarse usando una técnica muy precisa (llamada radioterapia estereotáctica), de modo que solo el tumor se vea afectado. La decisión de llevar a cabo la cirugía o la radioterapia estereotáctica depende de varios factores, entre los que se incluyen la edad de la persona, su estado de salud general, el grado de pérdida de audición y el tamaño del tumor.

Recursos en este artículo