Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Dolor o ardor al orinar

(Disuria)

Por Anuja P. Shah, MD, David Geffen School of Medicine at UCLA;Harbor-UCLA Medical Center

El ardor o dolor al orinar se localiza en el orificio uretral o, con menor frecuencia, sobre la vejiga (en la pelvis, la parte inferior del abdomen, justo por encima del pubis). Es un síntoma muy común en las mujeres, pero puede afectar a los varones y puede ocurrir a cualquier edad.

Causas

El ardor o dolor al orinar generalmente está producido por la inflamación de la uretra o la vejiga. En las mujeres, la inflamación de la vagina o de la región situada alrededor de la abertura vaginal (llamada vulvovaginitis) puede ser dolorosa cuando queda en contacto con la orina. La inflamación que ocasiona ardor o dolor generalmente está causada por una infección, pero a veces ocurre por trastornos no infecciosos.

Causas frecuentes

En general, las causas más comunes de ardor o dolor al orinar son:

  • Infección de la vejiga (cistitis)

  • Infección de la uretra (uretritis) debida a una enfermedad de transmisión sexual (ETS)

Valoración

No todas las personas con dolor o ardor al orinar necesitan consultar con un médico de inmediato. La siguiente información puede ayudar a decidir con qué rapidez se necesita una evaluación por un médico y a saber qué esperar durante la evaluación.

Signos de alarma

En las personas que tienen dolor o ardor al orinar, ciertos síntomas y características son motivo de preocupación. Entre estos factores se incluyen los siguientes:

  • Fiebre

  • Dolor lumbar o en los flancos

  • Una historia reciente de sondaje vesical o tras la introducción en la vejiga de cualquier instrumento

  • Trastornos del sistema inmunitario

  • Episodios repetitivos (incluyendo infecciones frecuentes durante la infancia)

  • Una anomalía conocida del tracto urinario

Cuándo acudir al médico

Los pacientes con trastornos del sistema inmunitario y las mujeres embarazadas con signos de alarma deben ver a un médico ese mismo día (o a la mañana siguiente si los síntomas aparecen durante la noche) ya que las complicaciones de una infección del tracto urinario pueden ser graves en estos casos. Otros pacientes con signos de alarma deben consultar con un médico en un día o dos, al igual que aquellos cuyos síntomas son particularmente molestos. Si no existen signos de alarma y los síntomas son leves, un retraso de 2 o 3 días no es perjudicial.

Las mujeres con infecciones frecuentes de la vejiga pueden reconocer los síntomas característicos que sugieren un nuevo episodio.

Actuación del médico

En primer lugar, el médico pregunta acerca de los síntomas del paciente y su historial médico y, a continuación, realiza una exploración física. Los antecedentes clínicos y la exploración física a menudo sugieren la causa del ardor o dolor al orinar y las pruebas que pueden ser necesarias (ver Algunas causas y características del dolor al orinar).

El médico pregunta si se han producido síntomas similares en el pasado. También pregunta acerca de síntomas que pueden acompañar al dolor y que podrían proporcionar pistas sobre la causa. Por ejemplo:

  • Si la orina tiene sangre, es turbia o tiene mal olor

  • Si existe cualquier tipo de secreción

  • Si ha existido alguna relación sexual reciente sin protección

  • Si se ha aplicado sobre los genitales algún posible irritante

  • Si se ha colocado recientemente una sonda vesical o se ha realizado algún otro procedimiento sobre el tracto urinario

Se pregunta a las mujeres si podrían estar embarazadas.

En las mujeres, la exploración generalmente incluye un examen ginecológico y la toma de muestras de líquido cervical y vaginal para detectar enfermedades de transmisión sexual. En los varones, el médico examina el pene para detectar la presencia de cualquier tipo de secreción y realiza un tacto rectal para explorar la próstata.

El médico a veces sospecha la causa en función de la zona en la que los síntomas son más graves. Por ejemplo, si los síntomas son más intensos justo sobre el pubis, la causa puede ser una infección de la vejiga (cistitis). Si los síntomas son más intensos en el orificio de la uretra, la causa puede ser una uretritis. En los varones que presentan secreción en el pene, la causa suele ser uretritis. Si el escozor afecta principalmente a la vagina y la mujer tiene secreción vaginal, la causa puede ser una vaginitis.

Algunas causas y características del dolor al orinar

Causa

Características comunes*

Pruebas

Infecciones

Cistitis (infección de la vejiga)

Por lo general, en mujeres y niñas

Necesidad frecuente y urgente de orinar

Necesitan levantarse por la noche para orinar

A veces, sangre en la orina u orina con mal olor

Exploración por un médico

Por lo general, análisis y cultivo de orina

Orquiepididimitis (infección del epidídimo y del testículo)

Dolor a la palpación e inflamación en el testículo

Posiblemente aumento de la frecuencia urinaria o secreción de la uretra

A veces, fiebre o náuseas

Exploración por un médico

A veces, análisis de orina

A veces, pruebas de detección de enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Prostatitis (infección de la próstata)

Una próstata dolorosa detectada durante un tacto rectal

A menudo, fiebre, dificultad para comenzar a orinar, necesidad frecuente de orinar, necesidad de orinar durante la noche, y ardor o dolor al orinar

A veces, sangre en la orina

A menudo, síntomas de una obstrucción del tracto urinario de larga evolución (incluyendo un chorro de orina débil, dificultad para orinar o goteo al terminar la micción)

Análisis y cultivo de orina

Uretritis (infección de la uretra), por lo general debida a una enfermedad de transmisión sexual (ETS)

Suele apreciarse secreción uretral visible en los varones

A veces secreción de la vagina en las mujeres

En pacientes que han tenido recientemente relaciones sexuales sin protección

Pruebas diagnósticas para enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Vulvovaginitis (infección de la vulva y la vagina)

Secreción vaginal

A menudo, enrojecimiento de la zona genital

Exploración de un médico, incluido el examen de una muestra de la secreción en el microscopio

Trastornos que causan inflamación

Enfermedades del tejido conjuntivo que causan inflamación (como la artritis reactiva o el síndrome de Behçet)

Síntomas generales (incluyendo dolor generalizado y dolores articulares) que se desarrollan antes de que aparezca el dolor al orinar

A veces, úlceras en la piel, boca, ojos, o área genital, inclusive dentro de la vagina

Pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual (ETS)

A veces, análisis de sangre para comprobar si están presentes estos trastornos del tejido conjuntivo

Contacto con una sustancia que irrite la zona o produzca una reacción alérgica (como un espermicida, lubricantes o preservativos de látex)

A veces, enrojecimiento de la zona genital

Personas que hayan estado expuestas a una sustancia que podría causar irritación o una reacción alérgica

Solo un examen médico

Cistitis intersticial (inflamación de la vejiga sin infección)

Más frecuente en mujeres

Necesidad frecuente y urgente de orinar

Síntomas de larga evolución

Análisis y cultivo de orina

Exploración del interior de la vejiga introduciendo a través de la uretra un tubo flexible provisto de una cámara de vídeo (cistoscopia). Por lo general incluye la extracción de muestras de tejido para su examen (biopsia de la vejiga)

Otros trastornos

Vaginitis o uretritis atróficas (adelgazamiento de los tejidos de la vagina o de la uretra)

Mujeres posmenopáusicas

Sequedad vaginal

A menudo, dolor durante las relaciones sexuales

Secreción vaginal

Cambios en el interior de la vagina (que se vuelve lisa y pálida)

Solo un examen médico

Tumores (generalmente, cáncer de vejiga o de próstata)

Síntomas de larga evolución, como un chorro de orina débil o dificultad para iniciar la micción

Por lo general, sangre en la orina

Si se sospecha un cáncer de vejiga, cistoscopia

Si se sospecha un cáncer de próstata, un análisis de sangre para medir los niveles de PSA

Si el nivel de PSA está elevado, biopsia de próstata

*Las características incluyen síntomas y los resultados de la exploración realizada por el médico. Las características que se mencionan son habituales, pero no siempre están presentes.

Los microorganismos que suelen causar dolor al orinar incluyen gérmenes que se transmiten por vía sexual (como la gonorrea, la infección por clamidias y la tricomoniasis) y bacterias que no se transmiten por vía sexual, en su mayoría Escherichia (E.) coli.

Esta causa es rara.

PSA = antígeno prostático específico; ETS = enfermedad de transmisión sexual.

Pruebas complementarias

Los médicos no siempre están de acuerdo sobre la necesidad de realizar pruebas complementarias en algunas mujeres adultas con síntomas que sugieran una infección de la vejiga. Algunos solicitan análisis de orina, mientras que otros inician el tratamiento sin hacer ningún tipo de prueba. Se deben hacen pruebas complementarias cuando el diagnóstico no está claro. La primera prueba es, generalmente, un análisis de orina. En muchos casos se realizan cultivos de orina para identificar el organismo causante de la infección y determinar qué antibióticos podrían ser eficaces. En mujeres en edad fértil en las que no se sabe si están embarazadas, se hace una prueba de embarazo. A menudo se realizan pruebas para enfermedades de transmisión sexual (ETS), por ejemplo, en varones con secreción en el pene y en mujeres que presentan flujo vaginal.

Puede ser necesario realizar una cistoscopia, así como pruebas de diagnóstico por la imagen, para detectar anomalías anatómicas u otros problemas, especialmente si los antibióticos no han sido eficaces.

Tratamiento

Se trata la causa. Con frecuencia, la causa es una infección y el antibiótico produce alivio en 1 o 2 días. Si el dolor es intenso, el médico puede prescribir fenazopiridina por un día o dos para aliviar el malestar hasta que los antibióticos empiecen a actuar. La fenazopiridina proporciona a la orina una coloración rojo anaranjada.

Conceptos clave

  • Aunque las infecciones de la vejiga son una causa común, muchos otros trastornos pueden ocasionar dolor al orinar.

  • El ardor o el dolor al orinar pueden ser un signo de una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

  • El médico puede optar por iniciar el tratamiento antibiótico en mujeres y ver si los síntomas desaparecen en lugar de realizar pruebas complementarias.

Recursos en este artículo