Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Micción dificultosa, con esfuerzo o goteo posterior

Por Anuja P. Shah, MD, David Geffen School of Medicine at UCLA;Harbor-UCLA Medical Center

La dificultad para iniciar la micción, la necesidad de hacer un gran esfuerzo, la debilidad y la intermitencia en el flujo de la orina y el goteo al final de la micción son los síntomas más frecuentes de una obstrucción parcial de la uretra. Por lo general, en los varones estos síntomas son producidos por un aumento del tamaño de la próstata, que hace que ésta comprima la uretra; también, aunque con menos frecuencia, por un estrechamiento (estenosis) de esta última. En el niño, síntomas similares pueden indicar una estrechez anómala de la uretra de carácter congénito, o una estrechez localizada en su orificio externo. Este orificio puede también ser anormalmente estrecho en mujeres.

El médico examina la próstata introduciendo un dedo enguantado y lubricado en el recto del varón (tacto rectal). Si la próstata está agrandada, se realiza un análisis de sangre para medir el nivel de antígeno prostático específico (PSA). A veces también se realiza una ecografía de la próstata. Si se sospecha estenosis uretral, el médico introduce un tubo flexible provisto de una pequeña cámara en la vejiga (cistoscopia).

Para tratar el aumento de volumen de la próstata, el médico puede prescribir fármacos o indicar tratamiento quirúrgico. Para tratar una estenosis de la uretra en un varón, se puede introducir un catéter en la vejiga a través del pene y, a continuación, dilatar (distender) la uretra. Puede ser necesario insertar un tubo hueco para mantener la uretra abierta (un stent). Los urólogos pueden reconstruir la uretra o utilizar otros tratamientos quirúrgicos.