Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a los trastornos de los túbulos renales

Por James I. McMillan, MD, Associate Professor of Medicine, Nephrology Fellowship Program , Loma Linda University

Los riñones filtran y limpian la sangre; también mantienen el equilibrio corporal de agua, electrólitos (como sodio, potasio, bicarbonato y cloro) y nutrientes en la sangre.

Los riñones empiezan estas tareas filtrando la sangre cuando esta fluye por unos racimos microscópicos de vasos sanguíneos con pequeños poros (glomérulos). Este proceso desplaza una gran cantidad de agua, electrólitos y otras sustancias hacia el interior de los túbulos renales. Las células que revisten estos túbulos reabsorben y devuelven el agua necesaria, electrólitos y nutrientes (como glucosa y aminoácidos) a la sangre. Dichas células también transportan los productos de desecho y los fármacos desde la sangre hacia el líquido (que se convierte en orina) mientras este fluye por los túbulos, al tiempo que añaden hormonas que mantienen el riego sanguíneo (eritropoyetina), la tensión arterial y el equilibrio electrolítico.

Los trastornos que interfieren en las funciones de transporte de las células que revisten los túbulos se denominan trastornos tubulares, tubulopatías o trastornos de transporte.

Estos trastornos tubulares son hereditarios y muchos de ellos están presentes desde el nacimiento. Algunos son debidos a otras causas, tales como al uso de determinados fármacos o a otras enfermedades.