Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Necrosis cortical de los riñones

Por Zhiwei Zhang, MD, Associate Professor of Medicine.;Attending Nephrologist, Loma Linda University;VA Loma Linda Healthcare System

La necrosis renal cortical es la muerte del tejido en la parte más externa del riñón (corteza o córtex) ocasionada por la obstrucción de las arterias pequeñas que aportan sangre a dicha zona; causa lesión renal aguda.

  • Por lo general la causa es un trastorno grave y devastador que provoca la disminución de la presión arterial.

  • Los síntomas pueden incluir oscurecimiento de la orina, disminución del volumen de orina, fiebre y dolor en el costado correspondiente del cuerpo.

  • A veces, para confirmar el diagnóstico, se lleva a cabo una prueba de diagnóstico por la imagen o un análisis tisular (biopsia).

La necrosis renal cortical puede producirse a cualquier edad. Alrededor del 10% de los casos se producen en lactantes y niños.

En los recién nacidos, más de la mitad de los casos aparecen después de partos complicados a causa del desprendimiento prematuro de la placenta. La segunda causa más frecuente es una infección bacteriana en el torrente sanguíneo (septicemia).

En niños, la necrosis renal cortical puede aparecer después de sufrir infección, deshidratación intensa, choque (shock) o síndrome urémico hemolítico (ver Púrpura trombocitopénica trombótica (PTT) y síndrome urémico-hemolítico (SUH)).

En mujeres, alrededor de la mitad de los casos se producen después de complicaciones del embarazo, tales como el desprendimiento prematuro o la posición anómala de la placenta, la hemorragia uterina, las infecciones inmediatamente posteriores al parto, la obstrucción de las arterias por el líquido amniótico, la muerte del feto en el útero y la preeclampsia.

Otras causas en los adultos incluyen las infecciones graves, la pérdida de sangre a través de una herida, el rechazo de un riñón trasplantado, las quemaduras, la inflamación del páncreas (pancreatitis), las mordeduras de serpiente, el uso de ciertos fármacos y la intoxicación causada por determinadas sustancias químicas.

Síntomas

La orina, por lo general, se vuelve roja o de color marrón oscuro debido a la presencia de sangre. La persona afectada sufre dolor en ambos lados de la zona lumbar. Con frecuencia sufre fiebre. También son frecuentes los cambios en la presión arterial, que incluyen la hipertensión arterial moderada o incluso la hipotensión arterial. El flujo de orina puede volverse mas lento o interrumpirse.

Diagnóstico

Los médicos pueden tener dificultades para establecer el diagnóstico de necrosis cortical renal, ya que puede parecerse a otros tipos de lesión renal aguda (ver Lesión renal aguda). Los médicos pueden sospechar la necrosis cortical renal basándose en los síntomas de personas con factores de riesgo predisponentes. A menudo el diagnóstico se confirma con una prueba de diagnóstico por la imagen como la angiografía por tomografía computarizada (TC). Una biopsia de riñón proporciona la información más precisa para el diagnóstico, pero la biopsia requiere la extirpación de tejido renal (lo que puede provocar complicaciones) y podría ser innecesaria si el diagnóstico es evidente. Por lo tanto la biopsia no se lleva a cabo en la mayoría de los afectados.

Pronóstico

En los últimos años, con la mejoría del tratamiento, el pronóstico ha mejorado. Alrededor del 80% de las personas afectadas viven 1 año o más, aunque en la mayoría de los casos es necesario someterse a diálisis permanente (ver Diálisis) o a un trasplante renal.

Tratamiento

El tratamiento es de soporte, que puede implicar administración de líquidos por vía intravenosa, transfusiones de sangre, antibióticos, diálisis o una combinación de ellos. Si es posible, se trata el trastorno causante de la necrosis cortical.