Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Fracturas del cartílago de crecimiento

(Fracturas fisarias)

Por Danielle Campagne, MD , Assistant Clinical Professor, Department of Emergency Medicine, University of San Francisco - Fresno

Las fracturas de placa (o cartílago) de crecimiento se producen en las áreas situadas en los extremos del hueso. Estas áreas (llamadas placas de crecimiento) son las que permiten a los niños crecer. Las fracturas de la placa (o cartílago) de crecimiento se producen solo en niños y adolescentes.

  • Una placa de crecimiento se puede fracturar cuando se aplican cargas repetidas sobre un hueso o cuando el niño sufre un traumatismo.

  • Si se fractura una placa de crecimiento, el área situada sobre ella es dolorosa y está inflamada, y el niño tiene problemas para mover el miembro afectado.

  • El hueso puede dejar de crecer o crecer torcido.

  • El médico sospecha esta fractura a partir de los síntomas, y por lo general puede diagnosticarla con una radiografía.

  • Algunas fracturas de la placa de crecimiento se tratan con un yeso o una férula, pero si la fractura es más grave, los fragmentos óseos se vuelven a colocar en su lugar (se reducen) con o sin cirugía, y luego se aplica un yeso.

Las placas de crecimiento son áreas de cartílago presentes en los huesos largos (como los huesos del brazo y de la pierna). Permiten el crecimiento en longitud del hueso hasta que el niño alcanza su altura máxima. Cuando se completa el crecimiento, las placas de crecimiento son sustituidas por hueso. El momento en el que se detiene el crecimiento varía en función del hueso en cuestión, pero todas las placas de crecimiento han sido reemplazadas por tejido óseo a los 20 años.

Localización de las placas de crecimiento

Dado que el cartílago es más frágil que el hueso, el cartílago de crecimiento es especialmente vulnerable a los traumatismos. Cuando se fractura una placa de crecimiento, el hueso puede dejar de crecer o crecer torcido. Si una articulación está involucrada, se puede lesionar de forma permanente, lo que resulta en artrosis.

¿Sabías que...?

  • En los niños, algunos huesos tienen áreas de cartílago que son más frágiles que los huesos y que no se transforman en hueso sólido hasta que el niño ha terminado de crecer.

Se puede producir una fractura directamente a través de una placa de crecimiento, separándose el hueso del cartílago. O bien la fractura puede extenderse por encima o por debajo de la placa de crecimiento, a veces todo a lo largo del extremo del hueso hasta alcanzar la articulación. El tipo más grave de fractura es una fractura por compresión, cuando se aplasta la placa de crecimiento.

Causas

Las fracturas de la placa (o cartílago) de crecimiento pueden ser consecuencia de:

  • Un accidente, como una caída o un accidente de tráfico

  • Aplicar esfuerzos repetidos sobre el hueso

Los huesos se pueden ver sobrecargados cuando repiten el mismo movimiento una y otra vez, como cuando los niños o adolescentes se entrenan como gimnastas, jugadores de béisbol o corredores de larga distancia.

Síntomas

El área sobre la placa de crecimiento es dolorosa, sobre todo cuando se presiona. La zona también está inflamada y puede estar caliente. El niño tiene dificultad para mover el miembro afectado o poner peso o presión sobre él.

Diagnóstico

  • Radiografía

Si el niño tiene síntomas que sugieran una fractura de la placa de crecimiento, debe ser llevado al médico o al servicio de urgencias.

El médico sospecha una fractura de la placa (o cartílago) de crecimiento basándose en los síntomas.

Las radiografías permiten detectar la mayoría de las fracturas de crecimiento. Sin embargo, ciertos tipos de fracturas de las placas de crecimiento pueden pasar desapercibidos. Por lo tanto se asume que existe una fractura y se realiza un tratamiento en consecuencia (con un yeso o una férula). Después se realiza una nueva exploración, al cabo de pocos días. Si el área todavía está sensible y dolorosa, es probable que exista una fractura de la placa de crecimiento.

Tratamiento

  • Un yeso o una férula

  • Se realinean los huesos rotos con o sin cirugía

Algunas fracturas de la placa de crecimiento se tratan inmovilizando la zona afectada, por ejemplo, con un yeso o una férula. Si los fragmentos óseos están muy separados o si la fractura se extiende a la articulación, es necesario realinearlos o ponerlos en su lugar (lo que se denomina reducción).

Dependiendo del tipo de fractura de crecimiento, la reducción puede o no implicar cirugía. Siempre que sea posible, el médico trata de colocar los fragmentos óseos en su lugar manipulándolos desde el exterior sin hacer ninguna incisión. Después se utiliza un molde de yeso o una tablilla para mantener los huesos en su sitio.

En algunas ocasiones la reducción requiere cirugía, por lo general reducción abierta y fijación interna (ORIF, por sus siglas en inglés, ver Cirugía). Al realizar una intervención ORIF, los fragmentos se fijan en su lugar utilizando una combinación de cables metálicos, clavos, tornillos, varillas y placas.

Si se produce un aplastamiento de una placa de crecimiento, es necesario remitir al niño a un traumatólogo pediátrico debido a que estas lesiones casi siempre resultan en una alteración del crecimiento normal.

Recursos en este artículo