Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Intoxicación por aspirina (ácido acetilsalicílico)

Por Gerald F. O’Malley, DO, Associate Professor of Emergency Medicine, Thomas Jefferson University and Hospital ; Rika O’Malley, MD, Attending Physician, Department of Emergency Medicine, Einstein Medical Center

  • La intoxicación por aspirina (ácido acetilsalicílico) puede aparecer de forma rápida tras tomar una dosis alta, o aparecer gradualmente después de tomar dosis bajas de manera repetida.

  • Los síntomas pueden ser zumbido de oídos, náuseas, vómitos, somnolencia, confusión y respiración rápida.

  • El diagnóstico se basa en análisis de sangre.

  • El tratamiento consiste en la administración de carbón activado por vía oral o por medio de un tubo que se introduce en el estómago, líquidos y bicarbonato por vía intravenosa y, para la intoxicación grave, hemodiálisis.

La ingestión de aspirina (ácido acetilsalicílico) y fármacos similares (salicilatos) puede conducir a una intoxicación rápida (aguda) debida a una sobredosis. Sin embargo, la dosis para producir una intoxicación rápida es bastante elevada. Una persona que pese más o menos 70 kg tendría que consumir más de veinte comprimidos de 500 mg para presentar una intoxicación leve. Una sobredosis aguda de aspirina (ácido acetilsalicílico), por lo tanto, rara vez es accidental.

La intoxicación gradual por aspirina (ácido acetilsalicílico) puede tener lugar de forma no intencionada al tomar aspirina repetidamente a dosis mucho más bajas. Los niños con fiebre que reciben durante varios días una dosis de aspirina (ácido acetilsalicílico) ligeramente mayor que la dosis prescrita pueden sufrir una intoxicación, aunque raramente se dan aspirinas a los niños para tratar la fiebre debido al riesgo de que estas puedan provocarles el síndrome de Reye (ver Síndrome de Reye). Por lo general, los preparados para niños que se venden sin receta para la tos y el resfriado no contienen aspirina (ácido acetilsalicílico); la mayoría contienen paracetamol (acetaminofeno) o ibuprofeno. Los adultos, muchos de ellos ancianos, pueden presentar una intoxicación de forma gradual al cabo de varias semanas de tomarla. En el caso de personas con una enfermedad de las arterias coronarias, la dosis de aspirina recomendada para reducir el riesgo de infarto (1 aspirina infantil, 1/2 de una aspirina de adulto o una aspirina [ácido acetilsalicílico] entera al día) resulta demasiado pequeña para causar una intoxicación gradual.

La forma más tóxica del salicilato es el aceite de gaulteria (salicilato de metilo). El salicilato de metilo es un componente de productos como linimentos y soluciones usadas en vaporizadores calientes. Un niño pequeño puede morir por ingerir menos de una cucharada de metilsalicilato puro. Mucho menos tóxicos son los productos de venta sin receta que contienen sales de bismuto (utilizado para tratar las infecciones del aparato digestivo), que pueden causar intoxicación al cabo de varias dosis.

¿Sabías que...?

  • Un niño puede morir por la ingestión de menos de 1 cucharadita de aceite de gaulteria, que se encuentra en linimentos y soluciones utilizadas en los vaporizadores de agua caliente.

Síntomas

Los primeros síntomas de una intoxicación aguda por aspirina (ácido acetilsalicílico) suelen consistir en náuseas y vómitos seguidos de una respiración acelerada, zumbido en los oídos y sudoración. Más tarde, si la intoxicación es grave, la persona puede manifestar aturdimiento, fiebre, hiperactividad, confusión, convulsiones, destrucción de tejido muscular (rabdomiolisis), fallo renal y ahogo.

Los síntomas de una intoxicación gradual por aspirina (ácido acetilsalicílico) aparecen en el transcurso de días o semanas. Los síntomas más frecuentes son somnolencia, confusión y alucinaciones. Pueden presentarse aturdimiento, respiración rápida y sensación de ahogo, fiebre, deshidratación, hipotensión, niveles bajos de oxígeno en la sangre (hipoxia), formación de ácido láctico en la sangre (acidosis láctica), líquido en los pulmones (edema pulmonar), convulsiones e inflamación del cerebro.

Diagnóstico y tratamiento

Para medir la cantidad exacta de aspirina (ácido acetilsalicílico) en la sangre se toma una muestra de sangre. La medición del pH de la sangre (cantidad de ácido en la sangre) y de los valores de anhídrido carbónico o bicarbonato en sangre también le sirven al médico para determinar la gravedad de la intoxicación. Los análisis suelen repetirse varias veces durante el tratamiento para comprobar si la persona se recupera.

El carbón activado se administra tan pronto como sea posible ya que reduce la absorción de la aspirina (ácido acetilsalicílico). Para una intoxicación moderada o grave se administran por vía intravenosa líquidos que contengan bicarbonato sódico. A menos que exista una lesión renal, se añadirá potasio al líquido. Esta mezcla desplaza la aspirina (ácido acetilsalicílico) de la circulación sanguínea hacia la orina. Si el estado de la persona empeora a pesar del tratamiento, la hemodiálisis (que utiliza un riñón artificial para filtrar el tóxico, ver ver Hemodiálisis) puede eliminar la aspirina (ácido acetilsalicílico) de la sangre. Si es necesario se tratan otros síntomas como la fiebre y las convulsiones.

Recursos en este artículo