Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a la intoxicación alimentaria

Por Gerald F. O’Malley, DO, Professor of Emergency Medicine, Sidney Kimmel School of Medicine, Thomas Jefferson University and Hospital ; Rika O’Malley, MD, Attending Physician, Department of Emergency Medicine, Einstein Medical Center

La intoxicación alimentaria se produce por la ingestión de plantas o animales que contienen una toxina.

  • La intoxicación se produce después de ingerir especies de setas o plantas venenosas o pescado o marisco contaminados.

  • Los síntomas más frecuentes son diarrea, náuseas y vómitos y a veces convulsiones y parálisis.

  • El diagnóstico se basa en los síntomas y en el examen de la sustancia ingerida.

  • El riesgo de intoxicación se reduce, evitando las setas y las plantas silvestres desconocidas y el pescado contaminado.

  • La mejor forma de tratamiento consiste en reemplazar el líquido perdido y eliminar la sustancia tóxica del estómago, pero algunas sustancias son mortales.

Muchos trastornos causan vómitos y diarrea repentinos debido a la inflamación del tubo digestivo (gastroenteritis). A veces la gente se refiere vagamente a todos estos trastornos como «intoxicación alimentaria». Sin embargo, la mayoría de los vómitos y la diarrea derivan de una infección del tubo digestivo por un virus o una bacteria.

Solo se trata de una intoxicación alimentaria en el caso de la gastroenteritis causada por la ingestión de una toxina. Por ejemplo, las bacterias en los alimentos contaminados pueden producir este tipo de toxinas (ver Intoxicación alimentaria por estafilococos). Además, aunque muchas plantas venenosas, setas, pescados y mariscos afectan al aparato digestivo, algunos afectan otros órganos.

La gastroenteritis también puede afectar a las personas que han ingerido alimentos contaminados por toxinas externas, tales como:

  • Frutas y verduras sin lavar rociadas con arsénico, plomo o insecticidas orgánicos

  • Líquidos ácidos servidos en cerámica vidriada con plomo

  • Alimentos almacenados en recipientes forrados con cadmio

Tratamiento

La mayoría de las personas con intoxicación alimentaria se recuperan completa y rápidamente solo con la reposición de líquidos y electrólitos. En cuanto se inician los síntomas, la persona debe tratar de consumir grandes cantidades de líquidos. Si no se toleran los líquidos, la persona necesita ir a urgencias para reponer los líquidos por vía intravenosa.

Si es posible, es bueno liberar el estómago de las sustancias tóxicas tan rápidamente como se pueda. Para la mayoría de las personas, el vómito cumple esta función.

En los casos en que se conoce la toxina, se proporciona tratamiento específico.

Recursos en este artículo