Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Agotamiento por calor

Por James P. Knochel, MD, Clinical Professor of Internal Medicine;Past Chairman, Department of Internal Medicine, University of Texas, Southwestern Medical Center at Dallas;Presbyterian Hospital of Dallas

El agotamiento por el calor es una pérdida excesiva de sales (electrólitos) y de líquidos debida al calor; esto da lugar a una disminución del volumen de sangre, lo cual causa muchos síntomas entre los cuales cabe destacar el desmayo y el colapso.

El agotamiento por calor es uno de los diversos tipos de trastornos producidos por el calor.

El agotamiento por calor es más grave que los calambres debidos al calor. Hay una disminución mayor de líquidos y de sales y los síntomas son más graves. El agotamiento por calor puede progresar hasta un golpe de calor si la persona sigue expuesta a un calor excesivo.

Síntomas

Los síntomas tienden a ser vagos y similares a los de muchas otras enfermedades. La persona afectada puede no darse cuenta de que sus síntomas están relacionados con el calor. Los síntomas son:

  • Mareos

  • Mareo leve

  • Debilidad

  • Fatiga

  • Cefalea

  • Visión borrosa

  • Dolores musculares

  • Náuseas

  • Vómitos

También calambres, pero no son frecuentes. La persona afectada puede sentir mareo e incluso perder el conocimiento estando de pie. Es común una sudoración copiosa. La frecuencia cardíaca y la respiración suelen acelerarse. La presión arterial puede ser baja.

En el agotamiento por calor no se produce confusión ni falta de coordinación, a diferencia de lo que sucede en un golpe de calor. Además, la temperatura corporal suele ser normal y, si está elevada, generalmente no es superior a 40 °C.

Diagnóstico

  • Los síntomas y antecedentes de exposición al calor

El agotamiento por calor se diagnostica a partir de los síntomas y manifestaciones que tienen lugar tras la exposición al mismo. Si los médicos sospechan un diagnóstico distinto al de agotamiento por calor pueden indicar pruebas de laboratorio, que también pueden ser necesarias para medir las concentraciones de sodio en sangre en personas que pueden haber bebido demasiada agua.

Tratamiento

  • Reposo en un ambiente fresco

  • Reemplazamiento de líquidos y sales

El tratamiento consiste en reposo (interrupción de la actividad), salida del ambiente caluroso y reemplazamiento de líquidos y sales, ya sea por vía oral (con una bebida deportiva o una disolución de aproximadamente 1 a 2 litros de agua con 2 cucharaditas de sal) o por vía intravenosa. Quitar o aflojar la ropa, humedecer la piel o ponerse ropa húmeda también favorece el enfriamiento.

Después de recibir líquidos, la persona suele recuperarse rápidamente y por completo.