Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Agotamiento por calor

Por James P. Knochel, MD, Clinical Professor of Internal Medicine;Past Chairman, Department of Internal Medicine, University of Texas, Southwestern Medical Center at Dallas;Presbyterian Hospital of Dallas

El agotamiento por el calor es una pérdida excesiva de sales (electrólitos) y de líquidos debida al calor; esto da lugar a una disminución del volumen de sangre, lo cual causa muchos síntomas entre los cuales cabe destacar el desmayo y el colapso.

El agotamiento por calor es más grave que los calambres debidos al calor. Hay una disminución mayor de líquidos y de sales y los síntomas son más graves.

Síntomas y diagnóstico

Puede aparecer vértigo, aturdimiento, debilidad, fatiga, cefalea, visión borrosa, dolores musculares o náuseas y vómitos. También calambres, pero no son frecuentes. La persona afectada puede sentir mareo e incluso perder el conocimiento estando de pie. Es común una sudoración copiosa. También puede manifestarse un estado de confusión leve. La frecuencia cardíaca y la respiración suelen acelerarse. La presión arterial puede ser baja. La temperatura corporal puede ser normal y si está elevada, nunca es superior a 40 °C.

El agotamiento por calor se diagnostica a partir de los síntomas y manifestaciones que tienen lugar tras la exposición al mismo.

Tratamiento

El tratamiento consiste en la reposición de líquidos y sales, normalmente por vía intravenosa, y en apartar a la persona del ambiente caluroso. Quitar o aflojar la ropa, y aplicar paños húmedos o bolsas de hielo sobre la piel también favorece el enfriamiento.

Después de recibir líquidos, la persona suele recuperarse rápidamente y por completo. Si no se trata, la extenuación causada por el calor puede dar lugar a un golpe de calor.