Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Síndrome maligno por neurolépticos

Por James P. Knochel, MD, Clinical Professor of Internal Medicine;Past Chairman, Department of Internal Medicine, University of Texas, Southwestern Medical Center at Dallas;Presbyterian Hospital of Dallas

El síndrome maligno por neurolépticos consiste en confusión o falta de respuesta, rigidez muscular, temperatura corporal elevada y otros síntomas que se presentan cuando se toman ciertos medicamentos antipsicóticos (neurolépticos) o medicamentos contra los vómitos (antieméticos).

  • El síndrome maligno por neurolépticos aparece en un número muy pequeño de personas cuando toman ciertos tipos de medicamentos.

  • Los síntomas incluyen una temperatura corporal peligrosamente elevada, rigidez muscular y agitación.

  • El médico basa el diagnóstico en los síntomas que presenta la persona afectada y en los resultados de la exploración física.

  • El tratamiento consiste en suspender el fármaco, reducir la temperatura corporal y proporcionar atención en una unidad de cuidados intensivos.

El síndrome maligno por neurolépticos aparece en un pequeño número de personas que reciben tratamiento con medicamentos antipsicóticos o con medicamentos antieméticos (ver Medicamentos que pueden provocar síndrome maligno por neurolépticos), por lo general dentro de las primeras semanas de tratamiento. El riesgo de desarrollar el síndrome varía entre el 0,02% y el 3%, dependiendo de muchos factores. El síndrome es más frecuente en hombres, dado que, cuando están agitados, reciben dosis mayores de antipsicóticos o bien dosis elevadas de estos medicamentos como tratamiento inicial. No se sabe con seguridad cuál es el origen del síndrome.

Medicamentos que pueden provocar síndrome maligno por neurolépticos

Clase

Fármacos o sustancias

Antipsicóticos, tradicionales

Clorpromazina

Fluflenazina

Haloperidol

Loxapina

Mesoridazina

Molindona

Perfenazina

Pimozida

Tioridazina

Tiotixeno

Trifluoperazina

Antipsicóticos, nuevos

Aripiprazol

Clozapina

Olanzapina

Paliperidona

Quetiapina

Risperidona

Ziprasidona

Antieméticos (medicamentos contra el vómito)

domperidona

droperidol

Metoclopramida

Proclorperazina

Prometazina

Síntomas

Los síntomas generalmente se desarrollan al cabo de unos días y consisten en

  • Confusión, agitación o coma

  • Rigidez muscular

  • Temperatura elevada, a menudo superior a 40 °C

  • Frecuencia cardíaca rápida

  • Frecuencia respiratoria rápida

  • Presión arterial elevada o variable (lábil)

Los músculos dañados liberan la proteína mioglobina, que se excreta en la orina, lo que oscurece su color. Esta condición (mioglobinuria) puede causar daño renal agudo o incluso insuficiencia renal. Entre el 10 y el 20% de las personas afectadas mueren, incluso con tratamiento rápido.

Diagnóstico

  • Aparición de los síntomas característicos en una persona que está tomando un medicamento que se sabe que puede provocar síndrome maligno por neurolépticos

Los médicos sospechan el diagnóstico cuando la persona que toma un medicamento que se sabe que puede causar síndrome maligno por neurolépticos desarrolla los síntomas característicos y presenta los signos característicos en la exploración, en especial la rigidez muscular grave. No existen pruebas para confirmar el diagnóstico. Sin embargo, debido a que otros trastornos (por ejemplo, la meningitis y la septicemia) pueden causar síntomas similares, los médicos a menudo hacen pruebas para descartarlos. También se indican análisis de sangre y de orina para buscar degradación de proteínas musculares y lesiones renales.

Tratamiento

  • Suspensión del medicamento

  • Control de la fiebre

  • Proporcionar cuidado intensivo

Las personas con este síndrome reciben tratamiento en una unidad de cuidados intensivos. El medicamento se suspende y la fiebre se controla, normalmente humedeciendo la piel con un nebulizador y haciendo pasar una corriente de aire sobre la piel o bien mediante el uso de mantas de enfriamiento especiales. A las personas que están muy agitadas se les administran sedantes por vía intravenosa. A menudo se emplean otros tratamientos posiblemente eficaces, aunque su eficacia no está demostrada, debido a la gravedad de esta enfermedad. Entre estos tratamientos se encuentra la administración de dantroleno (un relajante muscular, para reducir la fiebre y el daño muscular) y de bromocriptina (para mejorar la funcionalidad nerviosa).

Recursos en este artículo