Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Coriomeningitis linfocítica

Por Craig R. Pringle, BSc, PhD, Emeritus Professor, School of Life Sciences, University of Warwick

Información:
para pacientes

La coriomeningitis linfocítica se debe a la infección por un arenavirus que en general causa enfermedad seudogripal o meningitis aséptica, en ocasiones asociada con exantema, artritis, orquitis, parotiditis o encefalitis. El diagnóstico se basa en el aislamiento del virus o en inmunofluorescencia indirecta. El tratamiento es de apoyo.

La coriomeningitis linfocítica es endémica en roedores. La infección en los seres humanos en general proviene de la exposición al dolor o a alimentos contaminados por el ratón gris doméstico o hámsters que albergan el virus y lo excretan a través de la orina, las heces, el semen y las secreciones nasales. La enfermedad transmitida por los ratones aparece sobre todo en adultos durante el otoño y el invierno.

Signos y síntomas

El período de incubación oscila entre 1 y 2 semanas. La mayoría de los pacientes presentan pocos o ningún síntoma. Algunos presentan enfermedad seudogripal. La fiebre, que oscila entre 38,5 y 40°C, y la rigidez se asocian con malestar general, debilidad y mialgia (en especial lumbar), cefalea retroorbitaria, fotofobia, anorexia, náuseas y mareos. La odinofagia y las disestesias son menos frecuentes. Después de 5 días a 3 semanas, los pacientes pueden mejorar durante 1 o 2 días, pero en muchos de ellos la enfermedad recidiva con fiebre, cefalea, exantemas, edema de las articulaciones metacarpofalángicas e interfalángicas proximales, signos meníngeos, orquitis, parotiditis o alopecia.

En una proporción minoritaria de pacientes, aparece meningitis aséptica. Rara vez el paciente presenta encefalitis franca, parálisis ascendente, parálisis bulbar, mielitis transversa o enfermedad de Parkinson aguda. Las secuelas neurológicas no son habituales en los pacientes con meningitis, pero se observan en hasta el 33% de los pacientes con encefalitis. La infección durante el embarazo puede causar malformaciones fetales como hidrocefalia, coriorretinitis y discapacidad intelectual.

Diagnóstico

  • Análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR), detección de anticuerpos y cultivo viral

La coriomeningitis linfocítica se sospecha en pacientes expuestos a roedores que presentan una enfermedad aguda, sobre todo meningitis aséptica o encefalitis. La meningitis aséptica puede producir hipoglucorraquia leve, con niveles de glucosa en el LCR de hasta 15 mg/dL. El recuento de leucocitos en el LCR oscila entre varios cientos y varios miles, en general con > 80% de linfocitos. Durante las primeras semanas de la enfermedad se detectan recuentos de leucocitos de entre 2.000 y 3.000/μL y recuentos plaquetarios de entre 50.000 y 100.000/μL.

El diagnóstico puede confirmarse a través del aislamiento del virus de la sangre o el LCR o por inmunofluorescencia indirecta en los cultivos celulares inoculados con el virus, aunque estas pruebas tienen más probabilidades de realizarse en laboratorios de investigación. El diagnóstico también puede confirmarse a través de la detección de seroconversión de los anticuerpos contra el virus.

Tratamiento

El tratamiento es de apoyo.