Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Ciclosporiasis y cistoisosporiasis

Por Richard D. Pearson, MD, Professor of Medicine and Pathology, Associate Dean for Student Affairs, University of Virginia School of Medicine

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La Ciclosporiasis es la infección por Cyclospora cayetanensis; la cistoisosporiasis es la infección por Cystoisospora (Isospora) belli. Ambos microorganismos son protozoos coccidioides que producen diarrea acuosa con manifestaciones gastrointestinales y sistémicas. El diagnóstico se basa en la detección de los ovoquistes característicos en las heces o en piezas de biopsia intestinal. El tratamiento suele realizarse con trimetoprima/sulfametoxazol.

Los ciclos vitales de C. cayetanensis y C. belli son similares a los de Cryptosporidium, salvo porque los ovoquistes deben esporular antes de adquirir capacidad infecciosa. La ciclosporiasis y la cistoisosporiasis humanas son más frecuentes en climas tropicales y subtropicales. La transmisión se produce por vía fecal-oral a través de alimentos o bebidas contaminados. En la década de 1990, se produjeron brotes de C. cayetanensis en Norteamérica debidos a la ingestión de frambuesas importadas de Guatemala. En el verano de 2013, un brote que afectó a cientos de personas en varios estados de los EE.UU. se atribuyó a la ingesta de mezclas para ensalada prelavadas.

Signos y síntomas

El síntoma primario es la diarrea acuosa no sanguinolenta de aparición súbita, con fiebre, dolores abdominales tipo cólicos, náuseas, anorexia, malestar general y pérdida de peso. En los pacientes inmunocompetentes, la enfermedad suele resolver espontáneamente, aunque puede durar varias semanas.

En los huéspedes con depresión de la inmunidad celular, como en pacientes con sida, la ciclosporiasis y la cistoisosporiasis pueden ocasionar una diarrea profusa grave, difícil de tratar, semejante a la de la criptosporidiosis. La enfermedad extraintestinal observada en pacientes con sida puede consistir en colecistitis e infección generalizada.

Diagnóstico

  • Examen microscópico de las heces

El diagnóstico se basa en la detección de ovoquistes en el examen microscópico de las heces y se facilita si se tiñen las muestras de materia fecal con coloración ácido alcohol modificada o coloración con safranina modificada. Pueden ser necesarias varias muestras (≥ 3) de heces porque la secreción de quistes puede ser intermitente. En ocasiones, el diagnóstico recién es posible cuando se detectan los estadios intracelulares del parásito en biopsias de tejido intestinal. En la cistoisosporiasis, los quistes presentan autofluorescencia bajo microscopia con luz ultravioleta, y las heces pueden contener cristales de Charcot-Leyden (cristales hexagonales de doble punta, a menudo aciculares) provenientes de los eosinófilos. A diferencia de otras infecciones por protozoos, la cistoisosporiasis puede ocasionar eosinofilia en sangre periférica.

Tratamiento

  • Trimetoprima/sulfametoxazol

El tratamiento de elección tanto para la ciclosporiasis como para la cistoisosporiasis consiste en la administración de trimetoprima/sulfametoxazol (TMP/SMX) de doble potencia: 160 mg TMP y 800 mg SMX por vía oral 2 veces al día durante 7 a 10 días para la ciclosporiasis o durante 10 días para la cistoisosporiasis. Los niños deben recibir 5 mg/kg de TMP y 25 mg/kg de SMX por vía oral 2 veces al día durante el mismo número de días.

En los pacientes con sida, pueden ser necesarias dosis más altas y mayor duración y, tras el tratamiento de la infección aguda, suele ser necesaria una terapia supresora a largo plazo. Es importante la iniciación o la optimización de la terapia antirretroviral.

Para la ciclosporiasis, aún no se ha identificado una alternativa a TMP/SMX.

Se han utilizado 500 mg de ciprofloxacina por vía oral 2 veces al día durante 7 días para tratar la cistoisosporiasis, pero parece ser menos eficaz que la combinación de TMP/SMX.

La prevención es igual que para la criptosporidiasis (ver Criptosporidiosis : Prevención).