Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Coronavirus y síndromes respiratorios agudos (MERS y SARS)

Por Craig R. Pringle, BSc, PhD, Emeritus Professor, School of Life Sciences, University of Warwick

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Los coronavirus son virus RNA con envoltura. Las infecciones por coronavirus en seres humanos con frecuencia causan síntomas de resfriado común. Los tipos 229E y OC43 son los responsables del resfriado común; se descubrieron los serotipos NL63 y HUK1, que también se asociaron con el síndrome mencionado

Dos coronavirus, MERS-CoV y el SARS-CoV, causan infecciones respiratorias en los seres humanos mucho más graves que otros coronavirus. En 2012, se identificó al coronavirus MERS-CoV como la causa del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS). A finales de 2002, el SARS-CoV fue identificado como la causa de un brote de síndrome respiratorio agudo grave (SARS).

Síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS)

Síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) es una enfermedad respiratoria aguda grave causada por el recientemente identificado coronavirus MERS (MERS-CoV).

La infección por MERS-CoV fue informada por primera vez en septiembre de 2012 en Arabia Saudita, pero en forma retrospectiva se confirmó un brote en abril de 2012 en Jordania. Entre abril de 2012 y septiembre de 2013, fueron confirmados 130 casos en el laboratorio; la mayoría de ellos ocurrieron en Arabia Saudita, donde siguen apareciendo nuevos casos. Hasta 2014, el brote se mantiene limitado a Oriente Medio. Otros casos se han confirmado en Catar y los Emiratos Árabes Unidos. También se han confirmado casos en Francia, Alemania, Italia, Túnez y el Reino Unido, en pacientes que fueron trasladados allí para su atención o que se enfermaron después de regresar del Medio Oriente. Se ha establecido la transmisión de persona a persona a partir del desarrollo de la infección en individuos cuyo único riesgo fue el contacto estrecho con pacientes que tenían MERS. La mayoría de los casos informados ha implicado enfermedad respiratoria grave que requiere internación, pero al menos el 21% de los pacientes tenía síntomas leves o inexistentes.

Se desconoce el reservorio para el MERS-CoV; sin embargo, muchas especies de coronavirus están presentes en los murciélagos y éstos son la fuente más probable, aunque MERS-CoV no ha sido previamente identificado en murciélagos. Se han detectado anticuerpos anti-MERS-CoV en algunos camellos, que son los únicos otros huéspedes sospechados actualmente.

El período de incubación es de unos 5 días. Más de la mitad de los casos ha sido mortal. La mediana de edad de los pacientes es de 56 años, y la relación sexo masculino:femenino es de alrededor de 1,6:1. La infección tiende a ser más grave en pacientes de edad avanzada y con un cuadro preexistente como diabetes, cardiopatía crónica, o nefropatía crónica.

Son comunes la fiebre, los escalofríos, la mialgia y la tos. Los síntomas gastrointestinales (diarrea, vómitos, dolor abdominal) aparecen en casi un tercio de los pacientes. Los pacientes pueden requerir aislamiento en unidades de cuidados intensivos, pero recientemente, la proporción de estos casos ha disminuido marcadamente.

En todos los pacientes se observan anomalías en las imágenes de tórax, que pueden ser sutiles o extensas, unilaterales o bilaterales. En algunos pacientes, los niveles de LDH y AST son elevados, y las concentraciones de plaquetas y linfocitos son bajas. Pocos pacientes sufren lesiones renales agudas. Pueden desarrollarse coagulación intravascular diseminada y hemólisis.

Los estudios preliminares de seroprevalencia indican que la infección no es generalizada en Arabia Saudita.

La OMS considera que el riesgo de contraer MERS-CoV es muy bajo para los peregrinos que viajan a Arabia Saudita para el Umrah y el Hajj; el Hajj del año pasado no dio lugar a un aumento del número de pacientes con infección por MERS-CoV. Para obtener información adicional acerca de las peregrinaciones a Oriente Medio, consulte World - travel advice on MERS-CoV for pilgrimages .

Diagnóstico

  • Transcriptasa inversa-PCR en tiempo real (RT-PCR) de las secreciones respiratorias inferiores

Debe sospecharse MERS en pacientes que tienen una infección respiratoria baja aguda no explicada y que

  • Viajan o residen en un área donde recientemente se ha informado MERS o dónde podría haber ocurrido la transmisión

  • En los 10 días anteriores a la aparición de los síntomas, tuvieron contacto cercano con un paciente enfermo con sospecha de MERS

Las recomendaciones más recientes están disponibles en la OMS (Interim surveillance recommendations for human infection with novel coronavirus) y, en los EE.UU., los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Interim Guidelines for Investigation for Middle East Respiratory Syndrome (MERS)).

Las pruebas deben incluir RT-PCR en tiempo real de las secreciones respiratorias inferiores, idealmente tomadas de diferentes sitios y en diferentes momentos. Deben obtenerse muestras de suero del paciente y de todos sus contactos cercanos, incluso los asintomáticos, y de los trabajadores de la salud (para identificar MERS leves o asintomáticas). El suero se obtiene inmediatamente después de la sospecha de MERS, o después de que los contactos se han expuesto (suero agudo) y 3 o 4 semanas después (suero de convalescencia).

Tratamiento

  • Soporte

El tratamiento es de sostén. Para ayudar a prevenir la propagación a partir de los casos sospechosos, los profesionales de la salud deben utilizar precauciones estándar para los contagios por contacto y por el aire.

No existe una vacuna.

Síndrome respiratorio agudo grave (SARS)

Síndrome respiratorio agudo grave (SRAS) es una enfermedad respiratoria aguda causada por el coronavirus SARS (SARS-CoV).

El SARS es mucho más grave que otras infecciones por coronavirus. El SARS es una enfermedad seudogripal que en ocasiones culmina en insuficiencia respiratoria progresiva grave. El CoV-SARS se detectó por primera vez en la provincia de Guangdong, en China, en noviembre de 2002, desde donde se diseminó a > 30 países. A mediados de julio de 2003, se habían informado > 8.000 casos en todo el mundo, con > 800 muertes (tasa de mortalidad aproximada del 10%). Este brote cedió y no se comunicaron nuevos casos desde 2004. Se presume que la fuente inmediata fueron gatos civeta, que se infectaron por el contacto con un murciélago antes de ser vendidos en un mercado de animales. Los murciélagos son portadores frecuentes de los coronavirus.

En la única epidemia de SARS, la tasa de mortalidad fue de sólo el 10%, a pesar de la rápida diseminación de persona a persona en todo el mundo. Durante el brote de 8 meses, hubo > 8.000 casos en todo el mundo.

El diagnóstico se basa en la evaluación clínica y el tratamiento es de apoyo. La erradicación depende del aislamiento mantenido en forma estricta.

El SARS-CoV es el único virus humano, además del virus de la viruela, que ha sido completamente erradicado en todo el mundo. Fue erradicado principalmente porque los superdiseminadores (pacientes que infectan a un número inusualmente grande de contactos) se identificaron rápidamente y se aislaron de la población general, lo que interrumpió la transmisión del virus.