Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Pandemia de influenza H1N1 de 2009

(Gripe Porcina)

Por Craig R. Pringle, BSc, PhD, Emeritus Professor, School of Life Sciences, University of Warwick

Información:
para pacientes

La influenza H1N1 pandémica de 2009 se debe a una cepa del virus influenza tipo A que genéticamente representa una combinación de los virus de la gripe porcina, aviar y humana.

En general, los cerdos se han infectado con cepas del virus influenza algo diferentes de las que infectan a las personas. Estas cepas muy rara vez se diseminan entre los seres humanos y, cuando lo hacen, no suelen transmitirse por contacto interpersonal. El virus de la gripe porcina H1N1 es una combinación de los virus de la gripe porcina, aviar y humana y se transmite fácilmente de una persona a otra. La infección no se contagia a través de la ingestión de carne de cerdo y rara vez lo hace por el contacto con cerdos infectados.

En junio de 2009, la Organización Mundial de la Salud declaró que la gripe porcina H1N1 era una pandemia, diseminada a > 70 países y a los 50 estados norteamericanos. Inicialmente, la mayoría de las muertes se produjo en México. Las tasas de ataque y mortalidad por la gripe porcina H1N1 son más altas en adultos jóvenes y de edad mediana y más bajas en los ancianos, cuando se comparan con las producidas por la gripe estacional. La pandemia ingresó en el período pospandémico en agosto de 2010. Posteriormente, el nombre del virus se estandarizó a gripe A(H1N1)pdm09 para denotar la pandemia y distinguirlo de las cepas H1N1 estacionales y la cepa pandémica H1N1 de 1918.

Se han producido casos de infección por el virus H3N2 en seres humanos en forma esporádica en varios estados de los EE.UU., donde niños y adultos estuvieron en contacto con cerdos domésticos aparentemente sanos en ferias agrícolas. También hubo casos de posible transmisión de persona a persona. El virus H3N2 tiene genes de virus aviares, porcinos y humanos, y el gen de la matriz (M) del virus A(H1N1)pdm09.

Signos y síntomas

Los signos, los síntomas y las complicaciones son similares a los de la gripe común (ver Gripe : Signos y síntomas), aunque se identifican náuseas, vómitos y diarrea con mayor frecuencia. Los síntomas suelen ser leves, pero pueden agravarse y provocar neumonía o insuficiencia respiratoria. Cepas que circulan actualmente parecen haber perdido parte de su virulencia inicial.

Diagnóstico

  • En ocasiones, PCR en muestras respiratorias

Dado que la gripe porcina A(H1N1)pdm09 es la cepa predominante en este tipo de gripe que circula en la actualidad en todo el mundo, debe considerase este diagnóstico en todo paciente con síntomas gripales.

Una prueba con PCR puede detectar al virus A(H1N1)pdm09 en una muestra de las vías respiratorias (p. ej., hisopado nasofaríngeo, lavado nasal, aspirado de la tráquea). Los pacientes con enfermedad leve no requieren evaluaciones salvo con fines epidemiológicos o de vigilancia; no obstante, los requerimientos de los hospitales locales y los departamentos de salud pública pueden variar. Las pruebas rápidas que detectan antígenos tienen menor sensibilidad, y en general poseen utilidad clínica para el diagnóstico solo si los resultados son positivos.

Tratamiento

  • En ocasiones, un inhibidor de la neuraminidasa

El tratamiento se centra sobre todo en el alivio de los síntomas (p. ej., paracetamol o ibuprofeno para la fiebre y los dolores). Pueden indicarse antivirales, en particular en los pacientes con riesgo elevado (ver Gripe : Grupos con riesgo elevado) y en los que impresionan con enfermedad grave. El oseltamivir y el zanamivir parecen ser eficaces y su utilidad es máxima cuando se inician dentro de las 48 horas siguientes al establecimiento de los síntomas. En los Estados Unidos, la FDA (Food and Drug Administration, Administración de Alimentos y Fármacos) estableció Emergency Use Authorizations (Autorizaciones para el Uso de Emergencia) de oseltamivir en pacientes < 1 año y el uso de peramivir, un inhibidor de la neuraminidasa por vía intravenosa, en pacientes más graves hospitalizados.

La mayoría de los pacientes se recuperan completamente sin necesidad de estos fármacos.

Prevención

Las vacunas actuales de la gripe estacional son eficaces contra el virus A(H1N1)pdm09.

Deben recomendarse medidas preventivas de sentido común (p. ej., permanecer en el hogar si aparecen síntomas de gripe, lavado minucioso y frecuente de las manos con agua y jabón o alcohol en gel) con el fin de reducir la diseminación de la infección.