Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Ancianos que viven solos

Por Daniel B. Kaplan, PhD, MSW, Postdoctoral Research Fellow, Institute of Geriatric Psychiatry, Weill Cornell Medical College ; Barbara J. Berkman, DSW, PhD, Research Professor;Helen Rehr/Ruth Fitzdale Professor Emerita;Principal Investigator and National Director, Boston College Graduate School of Social Work;Columbia University School of Social Work;Hartford Geriatric Social Work Faculty Scholars Program

Información:
para pacientes

En los Estados Unidos, alrededor del 30% de los 40 millones de ancianos que viven en la comunidad (no institucionalizados) viven solos. Aproximadamente el 50% de los adultos muy ancianos ( 85 años) en la comunidad viven solos. Cerca de cuatro quintos de los ancianos que viven solos son mujeres. En general, los hombres suelen morir antes que sus esposas, y los hombres viudos o divorciados tienen más probabilidades de volver a casarse que las mujeres viudas o divorciadas.

Las personas ancianas que viven solas tienden a presentar condiciones económicas menos favorables, en especial a medida que avanza su edad. Muchos pacientes informan que se sienten solos (el 60% de los > 75 años) y que se consideran afectados por el aislamiento social. En las personas con problemas de salud o deficiencias sensoriales, el surgimiento de nuevos síntomas o el agravamiento de los ya existentes pueden pasar inadvertidos. Muchos pacientes encuentran dificultades para cumplir con los regímenes terapéuticos prescritos. Dado que presentan limitaciones físicas y que la alimentación es una actividad social, algunas personas ancianas que viven solas no se preparan comidas completas y balanceadas, por lo cual la desnutrición es un problema frecuente en esta población.

A pesar de estos problemas, casi el 90% de los ancianos que viven solos expresa un deseo ferviente de mantener su independencia. Muchos de ellos tienen miedo de depender de otros y, a pesar de la soledad, quieren seguir viviendo de esa manera. Para ayudarlos a conservar su independencia, los médicos deben alentarlos a practicar actividad física y mantener interacciones sociales en forma regular, y brindar asistencia social para ayudarlos en esta misión.

Los pacientes que viven solos encuentran dificultades a la hora de coordinar y recibir los servicios necesarios durante períodos de convalecencia. Los médicos deben asegurar la disponibilidad de la atención domiciliaria y recomendar otros servicios según se considere apropiado. Un dispositivo de emergencia pasivo o a demanda puede asegurar a los pacientes que recibirán ayuda si la necesitan.