Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Seguros privados para los ancianos

Por Amal Trivedi, MD, MPH, Assistant Professor of Community Health;Investigator, REAP On Outcomes and Quality in Chronic Disease and Rehabilitation, The Alpert Medical School of Brown University;Providence VA Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Medigap

Alrededor del 87% de los beneficiarios incorporados en los programas de Medicare de pago por servicios cuenta con seguros complementarios de Medicare (la mayor parte representa una forma de seguro Medigap), que cubre algunos o todos los impuestos deducibles y copagos que cobra Medicare, típicamente de sus Partes A y B. Las personas deben formar parte de las Partes A y B para participar del seguro de Medigap. Las beneficiarios de Medicare Advantage (Parte C (Plan de Beneficios de Medicare, ver Medicare : Parte C (Plan Advantage de Medicare)) no pueden adquirir un seguro de Medigap, salvo que dejen el plan de Medicare Advantage y regresen al programa de Medicare original. La mayor parte de los seguros de Medigap se adquiere individualmente en compañías privadas, aunque los empleadores pueden proporcionarlo a personas jubiladas.

Se desarrollaron 14 tipos diferentes de seguros de Medigap, que se designan con las letras A a N. Los beneficios son los mismos en todos los planes con la misma letra, independientemente de la compañía que los provea. Ningún plan puede duplicar los beneficios proporcionados por Medicare. El plan básico (Plan A) cubre

  • Copagos hospitalarios

  • 100% de los gastos correspondientes a la cobertura de la Parte A de Medicare una vez agotados los beneficios que brinda Medicare en el hospital

  • Copagos de la Parte B

Los otros planes, que tienen una prima más alta que el A, ofrecen una cobertura adicional en instituciones con atención de enfermería especializada y pueden cubrir impuestos deducibles de las Partes A y B, servicios de medicina preventiva y asistencia domiciliaria a corto plazo en las actividades de la vida cotidiana durante la recuperación de una enfermedad, una lesión o una cirugía. Si algunos de estos planes se adquiere antes de que se haga efectiva la Parte D de Medicare, también cubre un porcentaje del costo de los fármacos prescritos en forma ambulatoria.

El período de reclutamiento abierto de Medigap comienza el mes en el que el individuo cumple 65 años y dura 6 meses. Durante ese período, las personas con trastornos preexistentes no pueden ser rechazadas de la cobertura ni su cargo elevarse; no obstante, puede indicárseles que esperen hasta 6 meses para que se cubran sus enfermedades preexistentes.

Seguros para atención a largo plazo

Muy pocos programas de seguros médicos privados prestan servicios de atención domiciliaria crónica o internación crónica en hogares de ancianos. Sin embargo, algunos seguros privados ofrecen cobertura de la atención crónica. Estos planes son útiles para personas que desean conservar sus posesiones y que pueden pagar las primas hasta que requieran la atención, posiblemente durante un período prolongado. Este seguro no se recomienda para personas con escasas posesiones y puede no resultar beneficioso para individuos que cuentan con fondos para abonar fácilmente la atención crónica.

El paciente suele comenzar a obtener beneficios cuando ya no puede realizar un cierto número de actividades de la vida cotidiana.

Algunos planes, denominados fiscalmente deducibles, ofrecen ventajas para el pago de impuestos (p. ej., deducción de primas de ingresos como gastos médicos).

Los seguros privados sólo cubren el 9% de los servicios crónicos y los pacientes abonan el 22% de los gastos extraordinarios. Una gran proporción de los gastos extraordinarios se produce cuando el paciente anciano aplica para ingresar en Medicaid.