Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Pápulas y placas pruriginosas y urticariformes del embarazo

Por Antonette T. Dulay, MD, Assistant Professor, Maternal-Fetal Medicine Division, Department of Obstetrics and Gynecology, The Ohio State University College of Medicine

Información:
para pacientes

Las pápulas y placas pruriginosas y urticariformes del embarazo son erupciones pruriginosas de causa desconocida que aparecen durante dicho estadio.

La mayoría de los casos aparecen durante el primer embarazo. La incidencia global es de 1/160 a 300 embarazos; sin embargo, con las gestaciones múltiples el riesgo aumenta 8 a 12 veces.

Signos y síntomas

Las lesiones son intensamente pruriginosas, eritematosas, sólidas, superficiales y sobreelevadas; algunas están rodeadas por un halo blanquecino, y otras tienen vesículas diminutas en el centro. El escozor mantiene a muchas pacientes despiertas, pero la excoriación es poco común. Las lesiones comienzan en el abdomen, a menudo sobre las estrías (marcas de estiramiento) y se diseminan hacia los muslos, las nalgas y, ocacionalmente, hacia los brazos. Las palmas de las manos, las plantas de los pies y la cara en general están respetadas. La mayoría de los pacientes tienen cientos de lesiones.

Las lesiones se desarrollan durante el tercer trimestre, la mayoría en las últimas 2 o 3 semanas y a veces en los últimos días del parto o el posparto. En general, se resuleven dentro de los 15 días después del parto, pero pueden tomar más tiempo. Pueden recidivar hasta en el 5% de los embarazos posteriores.

Diagnóstico

El diagnóstico es clínico. La diferenciación de otras erupciones pruriginosas puede ser difícil.

Tratamiento

  • Corticoides

Los síntomas leves se tratan con corticoides tópicos (p. ej., crema de acetato de triamcinolona 0,1% hasta 6 veces/día). Rara vez, síntomas más graves requieren corticoides sistémicos (p. ej., prednisona 40 mg VO 1 vez/día, titulados). Los cursos cortos de corticoides sistémicos al final del embarazo no parecen tener efectos adversos sobre el feto.