Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Polihidramnios

Por Antonette T. Dulay, MD, Assistant Professor, Maternal-Fetal Medicine Division, Department of Obstetrics and Gynecology, The Ohio State University College of Medicine

Información:
para pacientes

El polihidramnios es líquido amniótico excesivo; se asocia con complicaciones maternas y fetales. El diagnóstico es mediante la medición ecográfica de líquido amniótico. Los trastornos maternos que contribuyen al polihidramnios se tratan. Si los síntomas son graves o si se producen contracciones prematuras dolorosas, el tratamiento también puede incluir la reducción manual del volumen de líquido amniótico.

El volumen de líquido amniótico no se puede medir directamente de forma segura, excepto tal vez durante el parto por cesárea. Por lo tanto, el exceso de líquido se define indirectamente utilizando criterios ecográficos, por lo general el índice de líquido amniótico (ILA). El ILA es la suma de la profundidad vertical del fluido medida en cada cuadrante del útero. Los rangos normales del ILA son de 5 a 25 cm; valores > 25 cm indican polihidramnios.

Las causas de polihidramnios incluyen las siguientes:

  • Malformaciones fetales (p. ej., obstrucción gastrointestinal o del tracto urinario, defectos del cerebro y de la médula espinal)

  • Gestación múltiple

  • Diabetes materna

  • Anemia fetal, incluyendo anemia hemolítica debido a la incompatibilidad Rh

  • Otros trastornos fetales (p. ej., infecciones) o anormalidades genéticas

  • Idiopática

Complicaciones

Con polihidramnios, el riesgo de las siguientes complicaciones se incrementa:

  • Contracciones pretérmino y, posiblemente, trabajo de parto prematuro

  • Rotura prematura de membranas

  • Mala posición fetal

  • Compromiso respiratorio materno

  • Prolapso del cordón umbilical

  • Atonía uterina

  • Desprendimiento prematuro de placenta

  • Muerte fetal (el riesgo aumenta incluso cuando el polihidramnios es idiopático)

Los riesgos tienden a ser proporcionales al grado de acumulación de líquido y varían con la causa. Pueden ocurrir otros problemas (p. ej., la puntuación de Apgar baja, sufrimiento fetal, cordón nucal, necesidad de parto por cesárea). Las mujeres con polihidramnios pueden tener hipertensión inducida por el embarazo.

Signos y síntomas

El polihidramnios suele ser asintomático. Sin embargo, algunas mujeres, especialmente cuando el polihidramnios es grave, tienen dificultad para respirar, y/o contracciones pretérmino dolorosas. A veces el tamaño uterino es mayor que el esperado para las fechas.

Diagnóstico

  • Medición ecográfica del ILA

  • Ecografía completa, incluyendo la evaluación de malformaciones fetales

  • Pruebas maternas por causas sospechadas en base a los antecedentes

El polihidramnios generalmente se sospecha en base a hallazgos ecográficos o el tamaño del útero que es más grande de lo esperado para las fechas. Sin embargo, las estimaciones cualitativas del volumen de líquido amniótico tienden a ser subjetivas. Así que si se sospecha polihidramnios, el líquido amniótico debe evaluarse cuantitativamente utilizando el ILA.

Identificación de la causa

Si el polihidramnios está presente se recomienda realizar nuevos estudios para determinar la causa. Cuáles pruebas realizar puede depender de las causas que se sospechan clínicamente (generalmente basado en la historia). Las pruebas pueden incluir

  • Ecografía Integral de malformaciones fetales (siempre recomendado)

  • Ptrueba de tolerancia materna a la glucosa

  • Prueba de Kleihauer-Betke (por hemorragia feto-materna)

  • Pruebas serológicas maternas (p. ej., para la sífilis, parvovirus, citomegalovirus, toxoplasmosis y rubéola)

  • Amniocentesis y cariotipo fetal

  • Pruebas de trastornos hereditarios sospechados clínicamente, tales como las anemias

Tratamiento

  • Posiblemente extracción manual de líquido amniótico (amniorreducción)

Debido que el polihidramnios aumenta el riesgo de muerte fetal, la vigilancia prenatal debe comenzar a las 32 semanas y debe incluir la prueba sin estrés, al menos, una vez/sem. Sin embargo, no se ha demostrado que dicho control disminuya la tasa de muerte fetal. Se debe planificar el nacimiento alrededor de las 39 semanas. El tipo de parto debe basarse en las indicaciones obstétricas usuales (p.ej., presentación).

La reducción del volumen de líquido amniótico (p. ej., por amniorreducción) o de su producción debe considerarse solo si se produce un parto prematuro o si el polihidramnios causa síntomas graves; sin embargo, no hay evidencias de que este enfoque mejore los resultados. Además, no hay consenso sobre la cantidad de líquido a extraer y la rapidez con que se debe quitar, aunque se ha sugerido la eliminación de alrededor de 1 litro a lo largo de 20 min.

Los trastornos que podrían estar contribuyendo al polihidramnios (p. ej., la diabetes materna) deben ser controlados.

Conceptos clave

  • El polihidramnios puede ser causado por malformaciones del feto, gestación múltiple, diabetes materna, y diversos trastornos fetales.

  • Se asocia con un mayor riesgo de contracciones prematuras, rotura prematura de membranas, compromiso respiratorio materno, mala posición fetal o muerte, y varios problemas durante el parto.

  • Si se sospecha polihidramnios, determinar el índice de líquido amniótico y estudiar las causas posibles (incluyendo una evaluación ecográfica completa).

  • Considerar la posibilidad de reducir el volumen de líquido amniótico sólo si se produce un trabajo de parto prematuro o si el polihidramnios causa síntomas graves.

  • Comenzar la vigilancia prenatal con pruebas sin estrés semanales desde las 32 semanas.