Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Embarazo postérmino

Por Julie S. Moldenhauer, MD, Associate Professor of Clinical Obstetrics and Gynecology in Surgery, The Garbose Family Special Delivery Unit;Attending Physician, The Center for Fetal Diagnosis and Treatment, Children's Hospital of Philadelphia;The University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

Información:
para pacientes

El embarazo postérmino es una gestación que dura 42 semanas. Un perfil biofísico completo o modificado, que incluya prueba sin estrés, y en general un parto natural se recomiendan a las 41 semanas.

La precisión de la estimación de la edad gestacional es esencial para el diagnóstico de embarazo postérmino. En mujeres con ciclos menstruales normales, la edad gestacional puede estimarse basándose en el primer día del último período menstrual normal. Si la edad gestacional es incierta o inconsistente con la fecha de la última menstruación, la ecografía en la primera mitad del embarazo (hasta las 20 semanas) es el método más exacto, con una variación aceptada de +/ 7 días. Más adelante en la gestación, la variación aumenta +/ 14 días para las 20 o 30 semanas y +/ 21 días después de las 30 semanas.

El embarazo postérmino aumenta los riesgos para la mujer y el feto. Los riesgos incluyen

  • Crecimiento fetal anormal (macrosomía y síndrome de posmadurez fetal)

  • Oligohidramnios

  • Líquido amniótico teñido de meconio

  • Resultados preocupantes en las pruebas fetales

  • Muerte fetal y neonatal

  • Dyistocia (trabajo de parto difícil o anormal)

  • Necesidad de cesárea

La mayoría de los expertos recomiendan que se inicie la vigilancia prenatal a las 41 semanas, que implica realizar un perfil biofísico modificado (pruebas sin estrés y evaluación del volumen del líquido amniótico) o uno completo (evaluación del volumen del líquido amniótico y movimientos, tono, respiración y frecuencia cardíaca fetales). Si hay evidencia de compromiso fetal o de oligohidramnios, hay que extraer al feto. Para muchos obstetras, la tendencia es inducir el trabajo de parto (ver Inducción del trabajo de parto) en todos los embarazos > 41 semanas, especialmente si el cuello es favorable.