Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Trabajo de parto pretérmino

Por Julie S. Moldenhauer, MD, Associate Professor of Clinical Obstetrics and Gynecology in Surgery, The Garbose Family Special Delivery Unit;Attending Physician, The Center for Fetal Diagnosis and Treatment, Children's Hospital of Philadelphia;The University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

Información:
para pacientes

El trabajo de parto (contracciones que producen cambios en el cuello uterino) que comienza antes de las 37 semanas de gestación se considera pretérmino. Los factores de riesgo incluyen rotura prematura de membranas, anormalidades uterinas, infecciones, incompetencia cervical, parto pretérmino previo, embarazo multifetal y anomalías placentarias. El diagnóstico es clínico. Las causas deben identificarse y tratarse, si es posible. El manejo típico incluye reposo en cama, tocolíticos (si la actividad persiste), y corticoides (si la edad gestacional es < 34 semanas). Se administran antibióticos antiestreptocócicos en espera de resultados negativos en los cultivos anovaginales.

El trabajo de parto pretérmino puede desecadenarse por una rotura prematura de membranas, una corioamnionitis (ver Infección intraamniótica) u otras infecciones uterinas ascendentes; los estreptococos del grupo B con una causa común de tales infecciones. El trabajo de parto pretérmino también pueden deberse a un embarazo multifetal, anomalías fetales o placentarias, anomalías uterinas, pielonefritis o una enfermedad de transmisión sexual (ETS); la causa puede no ser evidente. Los partos pretérmino previos y la incompetencia cervical aumentan el riesgo.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

Se realizan cultivos cervicales para confirmar las causas que sugieren los hallazgos clínicos (p.ej., pielonefritis, ETS). Se llevan a cabo cultivos anovaginales en busca de estreptococos del grupo B, y se inicia la profilaxis adecuada.

La mayoría de las mujeres con un diagnóstico presuntivo de trabajo de parto pretérmino no progresan hacia el parto.

Tratamiento

  • Antibióticos para estreptococos del grupo B, en espera de los resultados de los cultivos

  • Tocolíticos

  • Corticoides si la edad gestacional es < 34 semanas.

En principio, se indican reposo en cama e hidratación.

Antibióticos efectivos contra estreptococos del grupo B, en espera de cultivos anovaginales negativos. La elección incluye:

  • Para mujeres sin alergia a la penicilina: penicilina G 5 millones de unidades IV, seguidas de 2,5 millones de unidades cada 4 h o ampicilina, 2 g IV seguidos de 1 g cada 4 h

  • Para mujeres con alergia a la penicilina pero bajo riesgo de anafilaxia (p. ej., erupción maculopapular con uso previo): cefazolina 2 g IV, seguidos de 1 g cada 8 h

  • Para mujeres con alergia a la penicilina y un riesgo elevado de anafilaxia (p. ej., broncoespasmo, edema angioneurótico o hipotensión con uso previo, especialmente dentro de los 30 min de la exposición): clindamicina 900 mg IV cada 8 h o eritromicina 500 mg IV cada 6 h si los cultivos anovaginales muestran sensibilidad; si los cultivos documentan resistencia o los resultados no están disponibles, vancomicina 1 g IV cada 12 h

Si el cuello está dilatado, con frecuencia los tocolíticos (agentes que detienen las contracciones uterinas) pueden dilatar el trabajo de parto 48 h para poder dar corticoides a fin de reducir los riesgos del feto. Los tocolíticos incluyen sulfato de magnesio, bloqueantes de los canales de Ca e inhibidores de las prostaglandinas. Ningún tocolítico es claramente la elección de primera línea; la elección debe individualizarse para minimizar los efectos adversos. El sulfato de Mg es el que más se usa y, en general, es bien tolerado (ver Preeclampsia y eclampsia : Sulfato de Mg). Los inhibidores de las prostaglandinas pueden causar oligohidramnios transitorio. Están contraindicados después de las 32 semanas de gestación porque pueden causar un estrechamiento o el cierre del conducto arterioso.

Si el feto es < 34 semanas, se administran corticoides: betametasona 12 mg IM cada 24 h en 2 dosis o dexametasona 6 mg IM cada 12 h en 4 dosis a menos que el parto sea inminente. Estos corticoides aceleran la maduración de los pulmones fetales y disminuyen el riesgo de síndrome del distrés respiratorio neonatal, sangrado intracranial y mortalidad.

Pueden estar recomendados los progestágenos en embarazos futuros para mujeres que han tenido partos pretérmino para reducir el riesgo de Este tratamiento se inicia durante el segundo trimestre y se continúa hasta justo antes de la finalización del embarazo.

Conceptos clave

  • Hacer cultivos anovaginales para estreptococos del grupo B y cultivos para comprobar que no existen infecciones sospechadas clínicamente que podrían haber desencadenado el parto prematuro (p. ej., pielonefritis, enfermedades de transmisión sexual).

  • Tratar con antibióticos efectivos contra estreptococos del grupo B, en espera de los resultados de los cultivos.

  • Si el cuello uterino se dilata, considerar la tocólisis con sulfato de magnesio, un bloqueante de los canales de Ca, o, si el feto es ≤ 32 semanas, un inhibidor de la prostaglandina.

  • Administrar corticoides si el feto es < 34 semanas.

  • En los embarazos futuros, considerar la posibilidad de dar un progestágeno para prevenir la recurrencia.