Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Trastorno de la excitación genital persistente

Por Rosemary Basson, MD, Clinical Professor, Department of Psychiatry, University of British Columbia and Vancouver Hospital

Información:
para pacientes

El trastorno de la excitación genital persistente es una excitación genital no provocada y excesiva.

La causa es desconocida. La ansiedad y la hipervigilancia de la recurrencia de los episodios de dolor pueden perpetuar el síndrome. Los síntomas se cree actualmente que son el resultado de hipertonía muscular pélvica.

Se produce una excitación genital no deseada, intensa y espontánea (p. ej., hormigueo, palpitaciones), sin ningún deseo sexual o excitación subjetiva. Las sensaciones persisten durante horas, o días y por lo general causan gran angustia. Las mujeres ancianas, en especial, pueden sentirse muy avergonzadas por los síntomas.

Tratamiento

El tratamiento no es claro. La auto-estimulación para el orgasmo puede proporcionar alivio al principio, pero este tratamiento por lo general se vuelve menos eficaz en el tiempo, y la mayoría de las mujeres encuentran este tratamiento angustiante.

La terapia física de los músculos pélvicos con bioretroalimentación puede ayudar, especialmente cuando se combina con la terapia cognitiva basada en mindfulness (ver Tratamiento). Se ha informado que altas dosis de ISRS son efectivas, pero existen muy pocos datos.

El simple reconocimiento de la existencia del trastorno, confirmando que remite espontáneamente, puede ayudar a algunas pacientes.