Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Vaginismo

Por Rosemary Basson, MD, Clinical Professor, Department of Psychiatry, University of British Columbia and Vancouver Hospital

Información:
para pacientes

El vaginismo es el reflejo de contracción alrededor de la vagina cuando se intenta o se completa la penetración (p. ej., con el pene, un dedo o un consolador) a pesar del deseo expreso de la mujer y de la ausencia de anomalías físicas o estructurales.

En general, el vaginismo se produce por el temor de que el coito sea doloroso; usualmente comienza con el primer intento de relación sexual, pero puede manifestarse después de períodos de estrés. Las mujeres pueden desarrollar una evitación de la penetración similar a una fobia. La mayoría de las mujeres con vaginismo no pueden tolerar la penetración total o, a menudo, ni siquiera parcial. Algunas pueden tolerar la introducción de un tampón o ni siquiera han tratado. Sin embargo, la mayoría de las mujeres con vaginismo disfrutan de la actividad sexual sin penetración.

El reflejo de contracción muscular también puede acompañar la dispareunia de cualquier causa y agregar dolor y dificultad con la penetración. Las mujeres anticipan la recurrencia del dolor cuando se inicia el coito, y la contracción muscular, haciendo que los intentos de coito sean aún más dolorosos.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

El diagnóstico se sospecha basándose en los síntomas. Las anomalías físicas que causan dolor, como las que ocasionan dispareunia, deben excluirse a través del examen físico. Sin embargo, el propio trastorno dificulta el examen. Una estrategia es iniciar el tratamiento como se describe luego y diferir el examen confirmatorio. Cuando se realiza el examen, el médico puede darle a la paciente un sentido de control haciendo que se siente y que vea hacia un espejo orientado hacia sus genitales. La mujer puede separar los labios e introducir su dedo o el dedo enguantado del examinador más allá del himen ella misma. Este simple examen digital puede confirmar simultáneamente una vagina normal y el presunto diagnóstico de vaginismo.

Tratamiento

  • Desensibilización progresiva

En la desensibilización progresiva, las mujeres se acostumbran gradualmente al contacto cerca, alrededor y después de atravesar el introito.

  • Las mujeres primero se tocan diariamente lo más cerca posible del introito, abriendo los labios con sus dedos.

  • Una vez que el temor y la ansiedad debido al toque del introito han disminuido, la mujer puede tolerar el examen físico.

  • El siguiente estadio es introducir su dedo más allá del himen; empujar lentamente agranda la abertura y facilita la introducción.

  • Una vez introducido el dedo sin molestias, pueden introducirse progresivamente conos vaginales de tamaño creciente; dejar introducidos los conos entre 10 y 15 min ayuda a los músculos perivaginales a acostumbrarse al incremento de presión sin provocar reflejo de contracción. La mujer primero introduce un cono ella misma; cuando se siente cómoda con el cono, le permite a su pareja ayudar a introducir uno durante el encuentro sexual para confirmar que puede sentirse cómoda cuando está sexualmente excitada.

  • Cuando esta introducción no trae molestias en este contexto, la pareja puede incluir la estimulación peniana vulvar durante el juego sexual para que la mujer se acostumbre a sentir el pene en la vagina.

  • Finalmente, la mujer introduce el pene de su pareja parcial o completamente, tomándolo como si fuera uno de los conos. Puede sentirse más confiada si se encuentra encima del varón.

Algunos hombres experimentan una disfunción peniana en este proceso y pueden beneficiarse con un inhibidor de la fosfodiesterasa.