Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Disfunción tubaria y lesiones pelvianas

Por Robert W. Rebar, MD, Professor and Chair, Department of Obstetrics and Gynecology, Western Michigan University Homer Stryker M.D. School of Medicine

Información:
para pacientes

La disfunción tubaria es una obstrucción de las trompas uterinas o una disfunción epitelial que deteriora la motilidad del cigoto; las lesiones pelvianas son anomalías estruturales que pueden impedir la fertilización o la implantación.

Etiología

La disfunción tubaria puede deberse a

  • Enfermedad pelviana inflamatoria

  • Uso de un dispositivo intrauterino (una causa rara de infección pelviana)

  • Rotura del apéndice

  • La cirugía abdominal baja productora de adherencias pelvianas

  • Trastornos inflamatorios (p. ej., tuberculosis)

  • Embarazo ectópico

Las lesiones pelvianas que pueden impedir la fertilidad son

  • Adherencias intrauterinas (síndrome de Asherman)

  • Miomas que obstruyen las trompas uterinas o distorsionan la cavidad uterina

  • Ciertas malformaciones

  • Adherencias pelvianas

La endometriosis puede causar lesiones tubarias, uterinas u otras alteraciones que deterioran la fertildad.

Diagnóstico

  • Histerosalpingografía

  • A veces, laparoscopia o sonohisterografía

Todas las evaluaciones de infertilidad incluyen un estudio de las trompas uterinas. A menudo se realiza una histerosalpingografía (imágenes fluoroscópicas del útero y las trompas uterinas tras la inyección de un agente radiopaco en el interior del útero) 2 a 5 días después de la cesasión del flujo menstrual. La histerosalpingografía rara vez indica falsamente la permeabilidad tubaria, pero sí indica falsamente una obstrucción tubaria en el 15% de los casos. Este estudio también puede detectar algunas lesiones pelvianas y uterinas. Por razones inexplicables, la fertilidad en las mujeres parece mejorar después de una histerosalpingografía si el resultado es normal. Por lo tanto, si los resultados de este estudio son normales, los estudios diagnósticos adicionales de la función tubaria pueden postergarse varios ciclos en mujeres jóvenes.

Puede continuarse la evaluación de las lesiones tubarias con una laparoscopia. Las lesiones intrauterinas y tubarias pueden detectarse o evaluarse con una sonohisterografía (la inyección de un líquido isotónico a través del cuello dentro del útero durante una ecografía) o una histeroscopia. A menudo, el diagnóstico y el tratamiento se realizan simultáneamente durante una laparoscopia o una histeroscopia.

Tratamiento

  • Laparoscopia o histeroscopia para restablecer la permeabilidad

Durante la laparoscopía, pueden lisarse las adherencias pelvianas, o una endometriosis puede fulgurarse o destruirse por láser. Durante la histeroscopia, las adherencias pueden lisarse y los miomas submucosos y los pólipos intrauterinos, extirparse. Las tasas de embarazo después de estos tratamientos son bajas, por lo que a menudo son necesarias las técnicas de reproducción asistida.