Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Quiste de las glándulas de Skene

Por S. Gene McNeeley, MD, Clinical Professor;Chief of Gynecology, Center for Advanced Gynecology and Pelvic Health, Michigan State University, College of Osteopathic Medicine;Trinity Health

Información:
para pacientes

Los quistes de las glándulas de Skene aparecen cerca de la uretra distal; a veces causan secreción perineal, dispareunia, obstrucción urinaria o un absceso.

Las glándulas de Skene (glándulas periuretrales o parauretrales) se localizan a los lados de la uretra distal. Los quistes se forman por la obstrucción de los conductos, en general porque la glándula está infectada. Aparece fundamentalmente en adultas. Los quistes pueden formar abscesos o causar obstrucción uretral e infecciones urinarias recurrentes.

La mayoría de los quistes tienen < 1 cm y son asintomáticos. Algunos son más grandes y causan dispareunia. Los primeros síntomas pueden ser los de una obstrucción del flujo urinario (p. ej., dificultad para iniciar la micción, incontinencia urinaria durante el día o retención) o de infección urinaria. Los abscesos son dolorosos, causan edema y eritema, pero en general no provocan fiebre.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

En general, el diagnóstico es clínico. La mayoría de los quistes sintomáticos y los abscesos son palpables junto a la uretra distal; sin embargo, un divertículo de la uretra distal puede ser clínicamente indistinguible y requiere una ecografía o una cistoscopia para diferenciarlo.

Tratamiento

  • Resección quirúrgica si el quiste causa síntomas

Los quistes sintomáticos se extirpan. En principio, los abscesos se tratan con antibióticos orales de amplio espéctro (p. ej., cefalexina 500 mg cada 6 h durante 7 o 10 días) y se extirpan o marsupializan.