Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Anticonceptivos de barrera

Por Laura Sech, MD, Family Planning Fellow, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Southern California Keck School of Medicine ; Penina Segall-Gutierrez, MD, MSc, Assistant Professor of Obstetrics and Gynecology and Family Medicine, Keck School of Medicine, University of Southern California ; Emily Silverstein, MD, Research Project Manager, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Southern California Keck School of Medicine ; Daniel R. Mishell, Jr., MD, The Lyle G. McNeile Professor, Department of Obstetrics and Gynecology;Chief Physician, Keck School of Medicine, University of Southern California;Women's and Children's Hospital, Los Angeles County and University of Southern California Medical Center

Información:
para pacientes

Los anticonceptivos de barrera incluyen espermicidas vaginales (espumas, cremas, óvulos) condones, diafragmas, capuchones cervicales, y esponjas anticonceptivas.

Espermicidas

Las espumas vaginales, las cremas y los óvulos contienen agentes que proporcionan una barrera física contra los espermatozoides al dañar sus membranas celulares y así evitar la fertilización. La mayoría de los espermicidas que contienen nonoxinol-9 están disponibles sin prescripción. Estos productos son similares en eficacia; la tasa de embarazos después de 1 año es de 19% con uso perfecto y del 28% con el uso típico (o sea, inconstante).

Los espermicidas se deben colocar en la vagina por lo menos 10 a 30 minutos antes de la relación sexual y volver a aplicar antes de cada coito. Debido a que su eficacia es limitada, los espermicidas se utilizan a menudo con otros métodos de barrera. Los espermicidas no son confiables para proteger contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Además, los agentes espermicidas pueden causar irritación vaginal que aumenta el riesgo de transmisión del HIV. Por esta razón, los condones ya no están lubricados con nonoxinol-9.

Condones

El uso de condones reduce de forma fiable el riesgo de enfermedades de transmisión sexual, incluyendo la infección por HIV. Los condones pueden estar hechos de látex, poliuretano, caucho de silicona, e intestino de cordero. Los condones de intestino de cordero son impenetrables para los espermatozoides, pero no para muchos de los virus que pueden causar infecciones graves (p. ej., HIV). Por lo tanto, se prefieren los condones de látex y de poliuretano. Los condones también protegen contra el virus del papiloma humano (HPV), reduciendo así el riesgo de lesiones cervicales precancerosas.

El condón masculino es el único método masculino reversible aparte del coito interrumpido, que probablemente es mucho menos efectivo.

El condón masculino se coloca antes de la penetración; la punta está fuertemente cerrada y debe extenderse 1 cm más allá del pene para recoger la eyaculación.

El condón femenino es una bolsa con un anillo interior y uno exterior; el anillo interior se inserta en la vagina, y el anillo exterior permanece fuera y cubre el perineo. El condón femenino se debe colocar no más de 8 horas antes de la relación sexual y se debe dejar en la vagina durante 6 horas después del coito. El pene debe ser guiado cuidadosamente a través del anillo externo para asegurarse de que el semen se recoge en la bolsa.

Cuando se retira el pene después del coito, debe tenerse cuidado de evitar derramar el contenido. La anticoncepción de emergencia debe utilizarse si se derrama el contenido, el condón se resbala o si se rompe. Se debe usar un condón nuevo en cada coito.

Las tasas de embarazo en 1 año son 2% con el uso perfecto y el 18% con el uso típico del condón masculino y el 5% con un uso perfecto y el 21% con el uso típico del condón femenino.

Diafragma

El diafragma es un anillo flexible de goma con forma de cúpula que encaja en el cuello uterino y la parte superior y lateral de la pared vaginal. Los diafragmas vienen de varios tamaños. Por lo general se utilizan con un espermicida y, conjuntamente, proporcionan una barrera efectiva contra los espermatozoides. El espermicida se aplica en el diafragma antes de la inserción. Después del primer coito, debe insertarse espermicida adicional dentro de la vagina antes de cada acto posterior. Los diafragmas se pueden lavar y reutilizar.

Un especialista debe medir el tipo y tamaño de diafragma correspondiente para cada mujer a fin de que su uso sea cómodo para ella y su pareja. Después de un parto o de un significativo cambio de peso, es preciso volver a tomar la medida del tipo adecuado de diafragma. El dispositivo debe quedar en su sitio al menos por 6 a 8 horas pero no más de 24 horas después del último coito. Las tasas de embarazo en el primer año son de alrededor del 6% con el uso perfecto, pero del 12% con el uso típico.

Los diafragmas fueron una vez ampliamente utilizados (un tercio de las mujeres en 1940), pero en 2002, sólo el 0,2% de las mujeres en los EE.UU. informaron que los utilizaban. Esta disminución en el uso se debe en gran medida al desarrollo de muchos otros métodos anticonceptivos más eficaces. Además, la necesidad de una visita al médico para la medicion y la colocacion y por efectos adversos (p.ej., malestar, irritación vaginal) puede haber contribuido a la disminución.

Se está desarrollando un nuevo diafragma Este diafragma se considera que es del tamaño que mejor se adapta a la mayoría. Está hecho de silicona y se ha informado que es más suave y más durable que los diafragmas de látex tradicionales. Este diafragma puede ser útil en los países en desarrollo donde el acceso a la atención médica es limitado.

Capuchón cervical

El capuchón cervical se parece al diafragma, pero es más pequeño y más rígido. Debe insertarse antes del coito; debe permanecer en su lugar durante por lo menos 6 horas después de la relación sexual y no más de 48 horas. Las tasas de embarazo en el primer año son del 8% con el uso típico; para mujeres multíparas son más altas, porque es más difícil lograr que el capuchón se adapte bien al cuello uterino después de los partos.

Sólo un capuchón cervical está disponible en los EE.UU. Viene en 3 tamaños (pequeño, mediano, grande); el tamaño se elige en base a los antecedentes obstétricos de la mujer. Un profesional de la salud debe escribir una receta antes de que el capuchón cervical se pueda utilizar, pero no requieren un ajuste personalizado.

Esponjas anticonceptivas

La esponja anticonceptiva actúa tanto como un dispositivo de barrera como agente espermicida. Se puede comprar sin receta médica y se puede insertar hasta 24 horas antes de la relación sexual. Debe dejarse colocada por al menos 6 horas después de la relación sexual. El tiempo máximo de uso no debería exceder las 30 horas. Las tasas de embarazo con el uso típico son 12% para las mujeres nulíparas y 24% para las mujeres que tuvieron hijos.